Publicado el 12 de mar de 2013 9:40 am |

  comentarios

Foto: EFE

(Caracas, 12 marzo. Noticias24) Tras la polémica renuncia del Papa Benedicto XVI que se ofició el 28 de febrero, entró en vigencia el tiempo de “sede vacante” en el Vaticano, las reuniones previas arrancaron el lunes 4 y hoy se inicia el tan esperado cónclave.

Video: YouTube

La elección del nuevo Papa debe celebrarse en la Capilla Sixtina del Vaticano, entre los 15 o 20 días después de la muerte o renuncia del Sumo Pontífice. Este sagrado lugar es registrado por expertos en búsqueda de micrófonos y/o cámaras ocultas, ya que la elección del sucesor se produce en un gran hermetismo y a puerta cerrada (cónclave = con llave).

La mañana del inicio del cónclave se celebra en la basílica de San Pedro una misa “Pro eligendo Papa”, y por la tarde cantan el “Veni Creator” en la Capilla Paolina para pedir la ayuda del Espíritu Santo. Luego de estos actos protocolares entran en la Capilla Sixtina.

Los cardenales que participarán en este cónclave serán 116, tras la renuncia por motivos de salud del cardenal Julius Riyadi Darmaatmadja, arzobispo emérito de Indonesia. El anterior cónclave en el que fue elegido como Papa el alemán Joseph Ratzinger estuvo formado por 115 electores.

En esta elección se guarda absoluto silencio de todo lo conversado y no se publican los resultados de las rondas electivas

Luego de apenas ocho años, los cardenales electores votarán para nombrar al Papa 266°, y en este proceso no tienen permitido recibir correspondencia, usar celulares, leer periódico o ver la televisión.

Para elegir al Sumo Pontífice, cada cardenal escribe en una papeleta el nombre de aquel que cree que debería salir elegido “según la voluntad de Dios”.

Timothy Dolan, cardenal de Nueva York, expresó que el asunto primordial en la agenda del Vaticano es cuándo empezará el cónclave, “la mayoría de los cardenales preferirían que el cónclave se lleve a cabo más pronto que tarde con el fin de evitar que el papado quede vacante largo tiempo”.

En ese orden, Benedicto XVI promulgó el pasado lunes un decreto “motu propio” que da la facultad a los cardenales para adelantar el cónclave que elegirá a su sucesor.

El “motu propio concede a los cardenales la facultad de anticipar el inicio del cónclave si están presentes todos los cardenales y también [la facultad] de aplazarlo hasta 20 días” después de que empiece la llamada “sede vacante”, indicó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

La elección del nuevo Papa puede durar horas, días o semanas

La ley actual expresa que los cardenales deben aguardar 15 días después de que el papado queda vacante con el fin de permitir que todos los cardenales que pueden sufragar lleguen a Roma. De esta forma, el 15 de marzo es la presunta fecha de inicio.

El primer día del cónclave cardenalicio, sólo se realiza una ronda electoral y es necesaria una mayoría de dos tercios. A partir de la segunda y hasta la trigésima ronda electoral se realizarán cuatro rondas electorales, con pausas de reflexión de ser necesario.

Sólo a partir de la ronda número 30, se puede recurrir a una elección en la que sólo salgan a votación los dos favoritos y se elige por mayoría absoluta. En cada una de las rondas fallidas las papeletas se mezclan con pez y se queman en la chimenea de la Capilla Sixtina, de ahí se produce el humo negro.

Luego del consenso cardenalicio, y ya con el nuevo Papa electo, si el ganador está dispuesto a ser el máximo jerarca de la Iglesia, sucesor de San Pedro y vicario de Cristo en la tierra, se anuncia con humo blanco por la chimenea y campanadas, posteriormente se pronuncia el “Habemus Papam” y se presenta al mundo.


Por: Ingrid Támara Arteaga/Departamento de investigación/Noticias24