Publicado el 26 de feb de 2013 9:52 pm |

  comentarios

(Quito, 26 de febrero – EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que su Gobierno es incapaz de cumplir el dictamen de un tribunal arbitral de la ONU de frenar la ejecución de la condena contra la petrolera estadounidense Chevron y llamó a América Latina a responder de forma conjunta en este caso.

Ese panel determinó a principios de febrero que Ecuador incumple leyes internacionales “al no haber impedido” la ejecución de un fallo contra Chevron que le obliga a pagar 19.000 millones de dólares por un caso de contaminación en Amazonia.

Correa opinó en una rueda de prensa que la orden de suspender la sentencia viola la soberanía de Ecuador y es “herencia nefasta de la larga y triste noche neoliberal”.

“Como no se puede hacer eso, suspender la sentencia, peor por parte del Presidente, ya nos amenazan con que nosotros vamos a tener que pagar la defensa de Chevron, de todo lo que se ha condenado a Chevron será el Estado el que tendrá que responder”, afirmó el mandatario.

Chevron, en cambio, acusa al Gobierno de Ecuador de violar el derecho internacional y su tratado de inversiones con Estados Unidos.

La compañía asevera que el Gobierno “ha facilitado” las demandas interpuestas por los querellantes en el caso ambiental ante tribunales de Argentina, Brasil y Canadá para lograr el pago de la indemnización en esos países.

“Es un puro y simple abuso, del más vulgar, del más burdo, por parte de estos centros de arbitraje que siempre están a favor de las trasnacionales”

Los demandantes, un grupo de habitantes de Amazonia, han interpuesto esas acciones porque Chevron apenas tiene activos en Ecuador para abonar la multa.

Correa dijo hoy que Ecuador se defenderá “con la unión latinoamericana, estamos llamando a reuniones del Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), de UNASUR, estos señores tienen inversiones en varios países de la región, aquí vamos a ver quién es quién“, en referencia a la petrolera.

El tema estará en la agenda de los cancilleres de la ALBA cuando se reúnan el próximo jueves en Caracas, según confirmó hoy el Gobierno venezolano.

El pasado sábado Correa dijo que también espera que se trate el asunto en el seno de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

El mandatario se quejó hoy de que el tribunal arbitral se declarara competente invocando el Tratado Recíproco de Inversiones entre Ecuador y Estados Unidos, que entró en vigor en 1997, mientras que Texaco, posteriormente adquirida por Chevron y la supuesta responsable por la contaminación, “salió del país en el 92″.

El tribunal aseveró que aunque el contrato de Texaco terminó en 1992 su inversión en el país no acabó en esa fecha, por lo que consideró que está protegida por el tratado.

“Es un puro y simple abuso, del más vulgar, del más burdo, por parte de estos centros de arbitraje que siempre están a favor de las trasnacionales y de parte de esta trasnacional que cree que con su dinero puede estar por encima de la ley“, señaló Correa.