Publicado el 05 de mar de 2013 5:49 pm |

  comentarios

Foto: Archivo/Noticias24

(Caracas 05 de marzo -Noticias24) La partida del Presidente Hugo Chávez Frías, ha generado asombro en todo el mundo. Con 14 años de mandato, queda ahora una incertidumbre sobre ¿Qué pasará entre las alianzas socialistas internacionales que se habrían formado dentro de sus 14 años de mandato y Venezuela?.

“Construyendo el socialismo, el impulso social y la Revolución”, eran algunas de las frases de Hugo Chávez que utilizaba en sus discursos al referirse sobre el Socialismo del siglo XXI y que desde sus comienzos promovió en el país. Basándose, la mayoría de las veces, en frases y extractos del Libertador Simón Bolívar, Chávez hablaba sobre
su ideología socialista como un proyecto similar al de la Gran Colombia, un esquema de Bolívar el cual anhelaba la integración de toda Sudamérica.

Aunque el proyecto de la Gran Colombia como nación fue ideado por Francisco de Miranda durante sus acciones precursoras, fue Bolívar quien reanimó este proyecto en sus primeros contactos con El Precursor en Londres y fue quien se empeñó en llevarlo a cabo contra viento y marea hasta su muerte. La Gran Colombia era el primer paso para la
unificación total de los pueblos libres.

Desde que asume el poder Hugo Chávez, la idea de la unión se sumó a una de sus metas con el país. Es así como aumentó progresivamente su proyección internacional desde la palestra como Mandatario Nacional.

Sus constantes viajes hacia diferentes países alrededor del mundo lo llevaron a tener relaciones comerciales, económicas y diplomáticas con los que, progresivamente, también se han convertido en líderes y
seguidores socialistas del Jefe de Estado de Venezuela
. Sus esfuerzos se concretaron en el logro más significativo en materia internacional: la Celac.

Esta unión de los países liderizada por el Jefe de estado venezolano buscaba dejar atrás la visión de la OEA e integrar la política y geopolítica , económica y social de los pueblos latinoamericanos y caribeños. En el acto de inauguración de la Celac en Caracas, el Primer Mandatario de México Felipe Calderón aseguró que “hoy, dos siglos después el ideal de Bolívar sigue vigente y no es común. La integración y la unidad política y económica de nuestra región”. “Esta comunidad pues será el eje de la unión al que aspiramos todos los habitantes de América y el Caribe”.

Venezuela y las relaciones entre los países latinoamericanos

Hugo Chávez y Rafael Correa han sido opositores fehacientemente del neoliberalismo y del sector privado, han manejado un discurso nacionalista y “antiyanqui” que se ha traducido en tensiones políticas con Estados Unidos y han respaldado una integración regional sin interferencias “imperialistas”. Dentro de sus ideales, combatir la pobreza y la desigualdad social fueron su principal meta. Ambos Ejecutivos han sido señalados como intolerantes ante la crítica, lo que se ha traducido en restricciones a la libertad de expresión y prensa, o al menos así han señalado sus retractores.

Foto: AP / Ariana Cubillos/ Archivo

Correa y Chávez han sido reelectos como Jefes de Estado, teniendo al menos, más de 6 años en el poder. Durante los últimos 12 años las relaciones entre Venezuela y Ecuador han estrechado lazos diplomáticos
a través de la suscripción de acuerdos de todo tipo, pero es a partir del 2007 cuando Rafael Correa asume la presidencia de Ecuador que la relación se fortaleció.

Desde ese momento, Ecuador y Venezuela buscaron la integridad socio económica para mejoras de ambos países. En 2011 los cancilleres de ambas naciones firmaron un acuerdo bilateral de cooperación comercial por cinco años. Para Ecuador, “nuestro compromiso es inmiscuir la mayor parte de nuestro comercio en este mecanismo, eso va a hacer más fluidas nuestras relaciones comerciales y va a ampliarlas más. Ahora son cinco años que vienen al frente. Estamos suscribiendo un acuerdo que nos va a permitir, ya no poner las reglas de cómo van a competir nuestras empresas para ver cómo sacan a otras del mercado, cómo las destruyen, sino cómo se puede trabajar en conjunto para el desarrollo de nuestros pueblos.”

Desde ese momento, Ecuador y Venezuela buscaron la integridad socio económica para mejoras de ambos paíse

Estos acuerdos favorecían al pueblo de Ecuador según Canciller de Venezuela para ese momento, Nicolás Maduro, pues Pdvsa le suministraría al país suramericano y de a la refinería del Pacífico Eloy Alfaro. Esto, a su juicio, era “vital” para el proceso de desarrollo del complejo refinador ecuatoriano.

Evo Morales se suma a la lista de personas que de alguna u otra manera ha estado en los buenos y malos momentos de Chávez. Desde que se hizo Presidente de Bolivia en las elecciones presidenciales del 18 de diciembre de 2005, en un récord de participación contra todos los pronósticos, sus nexos con Venezuela se incrementaron. Morales y
Chávez firmaron diversos acuerdos que beneficiaría ambos países.

El 30 de abril de 2010 Morales y Chávez firmaron quince acuerdos de cooperación para la “creación de la Comisión de Integración Económica Conjunta” que estaría encabezada por los dos gobernantes y que
serviría para “elaborar el mapa de cooperación y desarrollo conjunto, estimulando relaciones que sustituyan la concepción de desarrollo neoliberal”.

Se firmó además el acuerdo para constituir otra empresa mixta para “el cambio de matriz energética y domiciliaria mediante el uso del gas”, es decir, para usar el gas como combustible para vehículos y como energía doméstica. Otros acuerdos firmados estuvieron relacionados con una “alianza estratégica, científica, tecnológica, obrera y financiera para el procesamiento del gas y la petroquímica”, y la creación de una empresa que “explore, explote, transporte y almacene petróleo y gas”.

Foto: AP Archivo /Natacha Pisarenko

Hugo Chávez habría construido estrechas relaciones políticas con Argentina en los últimos años. Es un fiel aliado de la presidenta Cristina Kichner y también lo era de su fallecido esposo y expresidente Néstor Kirchner. Desde los inicios de sus gobiernos y ante la dura crisis que enfrentaba para aquel entonces Argentina, Venezuela fue un apoyo económico y social fundamental para combatirla. Ambos firmaron acuerdos bilaterales, específicamente que
involucraban distintas áreas en el marco del Desarrollo Petroindustrial Venezuela-Argentina;
pero más que relaciones diplomáticas, sin duda la familia Kichner tuvo un acercamiento más íntimo con el Mandatario venezolano y eso se puede reflejar cuando lamentablemente el expresidente de Argentina NestorKichner falleció y Chávez solidariamente acompañó personalmente a la Mandataria de Argentina.

Foto: Reuters/ Archivo

Nicaragua también se convirtió en un aliado para Venezuela dentro de los 14 años de Gobierno de Chávez. Daniel Ortega, el Presidente de ese país siempre ha expresado su fidelidad hacia Venezuela. En su discurso, cuando Ortega visitó Caracas el 10 de enero para la juramentación simbólica de su homólogo, aseguró que “creíamos que podían ganar elecciones, pero luego vendría el golpe. Chávez perseveró y se fue por la vía pacífica, utilizando los elementos de la democracia burguesa y alcanzó esa victoria histórica de finales del siglo XX que marcó una nueva etapa para los pueblos de América Latina y El Caribe”. El mandatario nicaragüense, principal aliado de Hugo Chávez en Centroamérica, ha seguido la misma campaña que utilizan los otros líderes socialistas en contra de las políticas de Estados Unidos.

Foto: AP/Archivo

Los hermanos Castros sin duda han sido más que aliados. Cuba y Venezuela han estrechado lazos de fraternidad siguiendo ambos países la misma directriz política. Desde hace 18 años, el expresidente cubano Fidel Castro ha ejercido una tutela política sobre Hugo Chávez y lo ha dirigido a lo largo de sus 14 años de mandato; inclusive, lo ha guiado durante su enfermedad. Raúl Castro también ha formado parte de su desarrollo como líder socialista, ha marcado la vida del Jefe de Estado venezolano y le ha prestado un apoyo incondicional para tratarse su enfermedad.

Hugo Chávez y los líderes socialistas al otro lado del mundo

Hugo Chávez no solo formó parte de las alianzas con países latinoaméricanos, sino que sus relaciones diplomáticas llegaron hasta el otro lado del mundo. Países árabes como Libia, Siria e Irak han sido naciones estratégicas para combatir contra el “imperialismo”, tal y como siempre aseguraba Chávez.

“Le damos la bienvenida a un verdadero hermano de este pueblo, abrimos nuestro corazón, nuestro espíritu fraterno, te damos la bienvenida hermano Ahmadineyad”, fueron palabras del Jefe de Estado venezolano en uno de los viajes de su homólogo iraní Venezuela, una unión que no dejó de ser criticada.

El Mandatario venezolano destacaba que Venezuela seguiría construyendo relaciones fraternas de cooperación con el
Gobierno de Irán para construir un mundo nuevo, “donde no haya miseria, exclusión, pobreza y donde se acabe el hambre y el sufrimiento de las mayorías”.

“En ese camino hemos estado andando nosotros y avanzando en logros concretos en función de los intereses de nuestros pueblos” y refiriéndose a Estados Unidos Hugo Chávez aseguraba que “ellos pretenden controlar el planeta algo que es imposible, es una amenaza para los pueblos del mundo, pero seguiremos trabajando juntos con el favor de Dios“.

Muamar Gadafi, fue un militar y político libio que gobernó de facto su país desde el 1 de septiembre de 19694 hasta el día de su muerte. Tras la crisis que vivió Libia en los últimos tiempos con Gadafi, Venezuela respaldó su Gobierno a tal punto de brindarle el apoyo necesario. “Estamos al frente de una guerra de perros, el imperio con sus garras descaradas ponen a los pueblos a pelear, arman aquí y allá, después toman el país y lo saquean”, aseguraba Chávez el 23 de agosto de 2011.

A pesar de ser amigo y aliado de Gadafi, Chávez afirmó que no era igual que él. “Yo sé que hay algunos dementes que dicen Chávez es igual a Gaddafi y por lo tanto es igual a Libia, se van a quedar con las ganas. Si pretenden aplicar en Venezuela la formula libia, nosotros les demostraremos que están equivocados, aquí no van a poder”.

El Mandatario recordaba su viaje a Libia en noviembre de 2010 y afirmaba para aquel entonces que “es un país con problemas, pero quien no los tiene, a caso Estados Unidos y Europa no tienen problemas, pero les armaron las guerras de perros, meten armas y mercenarios”. Pero la muerte de su amigo Gadafi llegó y tras el
anuncio, Chávez lamentó su fatal
desgracia como un atropello más a la vida“.

El apoyo del Mandatario venezolano se había hecho notorio en la República Árabe Siria y en la región desde el año 2006 con la guerra en Líbano producto de la agresión israelí. Desde ese momento, Siria
también se unió a la fraternidad con Venezuela. Juntos tenían como propósito combatir el imperialismo y sus colaboradores, quienes a su juicio enfocaban su ataque atendiendo el mismo interés.

Chávez y su homólogo sirio Al Assad aseguraban que habían estado sometidos a una imperante guerra y campaña mediática de incitación y desprestigio financiado por Estados Unidos.

“Existen diversos puntos de encuentro que unen a los pueblos de Siria y Venezuela, ya que ambas naciones luchan por la libertad de sus pueblos, en contra de la hegemonía imperial y por el sagrado derecho a
la autodeterminación de los pueblos”

El diplomático venezolano, Ghazi Nasserddine reiteró para ese momento, que la unión de ambos pueblos y gobiernos, y acotó que la soberanía de Venezuela y Siria se habían visto fortalecidas por la lucha de su población revolucionaria.

Rusia y Venezuela mantuvieron estrechas relaciones comerciales especialmente en materia de defensa, siendo Caracas uno de los principales compradores latinoamericanos de armamento producido en Rusia, con casi 11.000 millones de dólares de adquisiciones en el último lustro. En
consecuencia, Rusia se convirtió en un pilar fundamental para las obras, convenios y desarrollo de la Fuerza Armada de Venezuela.

China no se quedó atrás y fue otro de los países socialistas que le dio la mano a Hugo Chávez. Para el líder socialista chino ambos países dieron un salto en la relación comercial, en un contexto de desaceleración económica mundial.

Los dos países coincidieron en que 2011 habría sido un año decisivo en las relaciones bilaterales, con acontecimientos como el lanzamiento por parte de China del segundo satélite venezolano, el “Miranda”, dedicado a la observación remota o el comienzo de la construcción de una refinería conjunta entre las mayores petroleras de los dos países, Pdvsa y Cnpc, en la provincia oriental de Zhejiang.

Las relaciones internacionales de Hugo Chávez Frías marcaron un antes y un después en Venezuela. Bajo los lineamientos socialistas y sin dejar cabida a ningún otro pensamiento que no fuera de izquierda, logró inculcar la histórica y dicotómica discusión de las ideas. Relaciones, unas más estrechas que otras, que hoy en día tras su ausencia eterna siguen sus ideas en desarrollo. Algunas podrán culminarse en la fecha pautada, otras quedarán en manos de la decisión de quien será el próximo Jefe de Estado.

Por: Ana Mercedes Pérez / Departamento de Investigación / Noticias24