Publicado el 11 de mar de 2013 9:43 am |

  comentarios

Foto: Juan Barreto / AFP Photo

(Montevideo, 11 de marzo. EFE) – Tras la muerte del presidente Hugo Chávez, Venezuela va a vivir un proceso “chavista que se va a mantener mucho tiempo”, algo “parecido” a lo sucedido en Argentina tras la desaparición de Juan Domingo Perón(1895-1974), opinó hoy el gobernante uruguayo, José Mujica.

“Vamos a asistir a un proceso chavista sin Chávez” que se va a mantener “mucho tiempo” porque esa corriente “tiene una gigantesca mística“, señaló el jefe de Estado uruguayo en declaraciones exclusivas que publica la página digital del diario La República este lunes.

Será “algo semejante al justicialismo (peronismo) en Argentina“, estimó.

“Vamos a asistir a un proceso chavista sin Chávez” que se va a mantener “mucho tiempo”

Mujica, que acaba regresar del funeral de Chávez en Caracas, dijo que “se pueden discutir programas o ideas” del chavismo “pero es muy difícil discutir la mística”.

El pueblo venezolano “está comprometido” en defender el “enorme progreso social”, afirmó el jefe de Estado, al subrayar que la semana pasada vio a generales “llorando como niños” y a “miles de personas haciendo 14 horas de cola para despedir por unos segundos” al mandatario fallecido.

Resaltó también la “impresionante demostración de pertenencia al proceso” que hacen las Fuerzas Armadas “cumpliendo muchas tareas civiles”.

En cuanto al Mercosur, el bloque regional que integran Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, con Paraguay actualmente suspendido por la destitución el pasado año del presidente Fernando Lugo, Mujica estimó que “no va a ver cambios fundamentales” tras el fallecimiento de Chávez.

En Mercosur “no va a ver cambios fundamentales” tras el fallecimiento de Chávez.

El gobernante uruguayo, cuyo país ejerce este semestre la presidencia pro témpore del bloque regional, dijo que además de Bolivia “otros dos o tres países” han pedido su ingreso al Mercosur, aunque no especificó cuáles.

En el nuevo mundo de bloques “hay que ser fuertes y los más débiles para ser más fuertes no tienen otro camino que juntarse“, afirmó.

Mujica, de 77 años y que en el pasado fue líder del movimiento guerrillero tupamaro, mantuvo una amistad de años con Chávez y durante su gestión, iniciada en 2010, se reunió con él en varias ocasiones tanto en Montevideo como en Venezuela.