Publicado el 11 de mar de 2013 11:58 am |

  comentarios

Foto: AFP / Archivo

(Washington, 11 de marzo. EFE)- El Gobierno de Estados Unidos ordenó la expulsión de dos diplomáticos venezolanos en respuesta a la decisión del Gobierno de Venezuela de expulsar a dos miembros de la agregaduría militar estadounidense en Caracas la semana pasada, informaron hoy a Efe fuentes del Departamento de Estado.

Estados Unidos notificó el sábado a Venezuela la expulsión de Orlando Montañéz Olivares, segundo secretario de la Embajada de Venezuela en Washington, y Víctor Camacaro Mata, funcionario del consulado de Nueva York, quienes según las mismas fuentes ya regresaron a su país.

Hemos recibido noticias de la embajada venezolana de que ya han salido del país“, dijo el funcionario, que exigió el anonimato porque no estaba autorizado a hablar públicamente sobre el asunto.

Nuland confirmó posteriormente la expulsión de los funcionarios que fueron declarados personas non gratas

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, confirmó posteriormente la expulsión de los funcionarios que fueron declarados personas non gratas, y aseguró que cuando se produce un incidente “injusto”, éste merece una respuesta.

“Cuando ocurre un incidente que consideras injusto, entonces necesitas tomar una acción recíproca y dejas tu posición clara… cuando a nuestra gente se le expulsa injustamente, vamos a tomar acción recíproca. Y necesitamos hacer eso para proteger a nuestra propia gente“, afirmó Nuland.

El Gobierno estadounidense tomó la decisión en virtud del artículo 9 de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas entre países, y el artículo 23 de la Convención de Viena sobre relaciones consulares.

La acción se produjo casi una semana después de que el Gobierno venezolano expulsara el pasado 5 de marzo a dos miembros de la Agregaduría Aérea de la Embajada estadounidense en Caracas.

La expulsión de los estadounidenses se produjo poco antes del anuncio de la muerte del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien falleció tras una larga lucha contra el cáncer.

El Gobierno venezolano acusó a los funcionarios David Delmonaco y David Kostale de “proponer proyectos desestabilizadores” a militares venezolanos, algo que el Departamento de Estado y el Pentágono negaron rotundamente.

Preguntada sobre si la expulsión de los funcionarios venezolanos contraviene el deseo de EE.UU. de mejorar las relaciones bilaterales, Nuland señaló que en los días posteriores a la muerte de Chávez hubo “una acalorada retórica” dirigida contra Estados Unidos.

“Creo que en algún momento lo califiqué como una página del viejo libreto chavista que esperábamos fuese a cambiar”

“Creo que en algún momento lo califiqué como una página del viejo libreto chavista que esperábamos fuese a cambiar, también hemos dicho a lo largo de todo ésto, lo dijimos el jueves y el viernes, que esperamos tener mejores relaciones con Venezuela” y mejorar la cooperación contra las drogas y el terrorismo, y en asuntos económicos y energéticos, dijo Nuland.

Pero para que mejoren las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela “eso requerirá un cambio de tono desde Caracas”, enfatizó.

Antes de hacerse pública la muerte del mandatario venezolano, Maduro acusó a Estados Unidos de estar involucrado en ocasionar la enfermedad de Chávez, algo que el Gobierno estadounidense tachó de “absurdo”.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció su apoyo al pueblo venezolano tras la muerte del mandatario y deseó una mejora de las relaciones entre ambos países, plagadas de desencuentros desde que Chávez llegó al poder en 1999.