Publicado el 14 de mar de 2013 11:28 am |

  comentarios

(Moscú, 14 de marzo. Reuters) – La policía rusa liberó a tres personas que fueron mantenidas varias horas como rehenes el jueves en una escuela en la ciudad rusa de Astracán, tras ingresar al aula donde el captor había amenazado con detonar lo que resultó ser una falsa bomba.

Ninguno de los rehenes -dos estudiantes y un oficial de seguridad- resultaron heridos, a pesar de haber permanecido encerrados por varias horas, dijo la policía de la ciudad sobre el Mar Caspio.

El captor, que se entregó a la policía, había liberado previamente a un cuarto rehén, un docente, que la fuerza de seguridad dijo que estaba en buen estado.

“El hombre fue arrestado. No se le encontraron armas reales, sólo una pistola de juguete y una falsa bomba”, dijo Andrei Segay, de una unidad local del principal cuerpo de investigaciones de Rusia.

El atacante se enfrenta a una pena de hasta 15 años de prisión, informó la policía.

El hombre había pedido a los negociadores policiales que le trajeran comida y bebida pero no había hecho otras demandas.