Publicado el 17 de mar de 2013 11:46 am |

  comentarios

(Lima, 17 de marzo. EFE).- Un hombre con alteraciones mentales generó pánico entre los 150 invitados de una boda en la capilla anexa a la catedral de Lima, al realizar disparos y tomar por unos minutos como rehén al sacerdote que oficiaba la ceremonia, informaron hoy medios locales.

La noche del sábado, Gerson Urrutia, de 31 años, estuvo sentado en la capilla observando el matrimonio hasta que en el momento de dar el saludo de la paz se levantó de su asiento, disparó siete veces al aire y tomó como rehén al sacerdote.

Según los testigos, Urrutia golpeó al sacerdote mientras le decía que “no tenía moral para celebrar esa boda” y profería insultos a la iglesia.

El incidente ocurrió a unos metros de Palacio de Gobierno, duró unos 10 minutos y culminó cuando unos agentes policiales redujeron al sujeto en el momento que se sacaba del cuello una caja en la que simulaba cargar explosivos.

Urrutia fue conducido a la comisaría para que diera su testimonio del hecho, para después pasar un examen médico legal.

Los medios locales destacaron que Urrutia había escrito en su cuenta de Facebook el siguiente mensaje: “Yo sólo hago lo que mi corazón manda, busco justicia a costa de mi propia vida. Que Dios me juzgue”.