Publicado el 17 de mar de 2013 1:11 pm |

  comentarios

Foto: Daily Mail

(Caracas, 17 de marzo -Noticias24).- Unas peculiares cuevas “sanadoras” ubicadas en las montañas austríacas, han causado furor y algo de controversia entre la población que ha decidido adentrarse a los misterios curativos que encierran este lugar.

“Estoy en mi traje de baño sentado en lo que parece un parque temático, a punto de viajar hasta una montaña en Austria. Con 38 grados centígrados, donde las gotas de sudor salen por cada poro. Estoy intentando un tratamiento increíble”, comenta una paciente ansiosa por comenzar uno de los tratamiento que allí se ofrecen.

Enfermedades como la artritis, dolores articulares en general, bronquitis crónica y enfermedades de la piel tales como la psoriasis, son tratadas en este lugar atendido principalmente por evangélicos.

En las cuevas de curación Gastein, en la montaña de Radhausberg, la salud es manejada de una forma controversial, pues la terapia con gas radioactivo se utiliza para tratar una larga lista de enfermedades.

Entre los beneficios de este gas, encontrado por las bajas temperaturas de las cuevas, dicen que puede ofrecer alivio del dolor sostenido, reducir la necesidad de medicación, estimular el cuerpo con habilidades anti-inflamatorias y ayudar a las personas que han sufrido durante años este tipo de afecciones.

Durante el año pasado, unas 75 mil personas visitaron el lugar, en su mayoría provenientes de Europa central. La terapia es aceptada en Austria y Alemania, y disponible en el seguro de salud.

Los mineros que fueron a la montaña en los años cuarenta en busca de oro fueron los primeros en descubrir sus problemas de salud desaparecieron. Estudios realizados por la Universidad de Innsbruck identificaron las bajas temperaturas de hasta 106F (41C), y la alta humedad y el radón como la razón de esta mejoría.

Sin embargo, el tratamiento es prácticamente desconocida en el Reino Unido. Los médicos que han oído hablar de ella tienden a considerar el radón con recelo, ya que en dosis elevadas el gas se cree que es tóxico y puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón.

Dr. Hasan Tahir, un reumatólogo consultor en Whipps Cross University Hospital en el este de Londres, dice: “Puede ser una interesante opción para los pacientes que tomen este tratamiento junto con la medicina convencional. Sin embargo, como el radón es potencialmente cancerígeno – sin duda, a una dosis mucho más alta – Me gustaría ver más datos a largo plazo de seguridad.”, indicó.

Por su parte, los médicos de la clínica en Austria dicen que el radón en las cuevas es totalmente seguro. “Los estudios científicos han demostrado que la exposición a dosis bajas de radón estimula la reparación del ADN, la acción antioxidante y la respuesta inmune. Y no hubo efectos adversos se han reportado.

El argumento de que el bajo nivel de radón puede ser curativo se basa en un principio científico llamado hormesis. Las dosis pequeñas de una sustancia particular puede ser beneficioso, incluso si altas dosis son dañinos o letales.

Con información de Daily Mail

Foto: Daily Mail
Foto: Daily Mail