Publicado el 22 de mar de 2013 6:31 am |

  comentarios

Foto: EFE

(El Cairo, 22 marzo. EFE).- Las víctimas en el atentado de anoche contra un conocido ulema (comunidad de estudiantes legales del islam y la sharia) cercano al régimen Damasco aumentaron a 42 muertos y 84 heridos, mientras que el opositor Ejército Libre Sirio (ELS) se desvinculó hoy de este ataque que ha condenado.

La agencia de noticias oficial Sana, que citó fuentes oficiales, apuntó que entre los fallecidos hay un nieto del clérigo suní Mohamed Sadi Ramadán al Buti, que también murió en el atentado, cometido por un terrorista suicida en la mezquita de Al Imán, en el barrio de Al Mazra en Damasco.

Foto: EFE

El terrorista detonó los explosivos en medio de un grupo de estudiantes que recibía una clase de religión impartida por el jeque al Buti, por lo que la mayoría de las víctimas son alumnos.

El rebelde ELS expresó en un comunicado su repulsa por el ataque que considera que “no tiene relación con los objetivos de la revolución”.

“El Mando Conjunto del ELS condena rotundamente la agresión terrorista criminal perpetrada en un lugar de culto a Dios, que mató e hirió a muchos ciudadanos inocentes y desarmados, entre ellos al jeque Al Buti”, dice la nota.

“Estas acciones y conductas no guardan relación con la moral, principios y objetivos de la gloriosa revolución siria y el ELS”

Destaca que “pese a que muchos detalles del atentado todavía no están claros, estas acciones y conductas no guardan relación con la moral, principios y objetivos de la gloriosa revolución siria y el ELS”.

El grupo insurgente advirtió de que los ataques terroristas suponen “el comienzo de una fase muy peligrosa para confundir la situación por parte de fuerzas regionales, que siempre han usado el tema del terrorismo para lograr propósitos políticos”.

En ese sentido, señaló que son “intentos baratos” de justificar la entrada de combatientes desde países vecinos con el pretexto de proteger algunos lugares religiosos.

“Advertimos a nuestro pueblo de que esas acciones son parte de un plan que tiene como objetivo hacer fracasar la revolución siria y enemistar a los sirios unos contra otros”, concluye la nota.

Foto: EFE

Nacido en 1929, Al Buti era un jeque suní de origen kurdo que dirigía el departamento de Creencias y Religiones en la Universidad de Damasco, así como la Unión de Jeques del grupo de países que conforman Palestina, Siria, el Líbano y Jordania.

Se graduó en 1965 en la prestigiosa Universidad de Al Azhar, en El Cairo, y fue miembro del Consejo Superior de la Academia de Oxford (el Reino Unido).

Escribió más de 40 libros sobre la “sharía” o ley islámica, literatura, filosofía, sociedad y civilización.

Desde el inicio de la rebelión en Siria en marzo de 2011, Al Buti había mantenido su respaldo al régimen y oficiado sermones ante el presidente sirio, Bachar al Asad, durante ceremonias oficiales para la oración del viernes en la mezquita de los Omeyas en Damasco.

Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE