Publicado el 23 de mar de 2013 7:52 am |

  comentarios

EFE/Jamal Nasrallah

Washington, 23 mar (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, urgió hoy al Congreso a someter a votación medidas concretas para reducir “la epidemia de violencia con las armas” en el país, entre las que citó la expansión de la verificación de antecedentes penales para compradores.

“Actualmente todavía existe un verdadero desacuerdo entre la gente con buenas intenciones sobre las medidas que debemos tomar para reducir la epidemia de violencia con las armas en este país. Pero ustedes, el pueblo americano, han hablado”, explicó Obama en su discurso radiofónico de los sábados.

Obama, que junto con el vicepresidente Joe Biden se han lanzado en campaña nacional para lograr aumentar los controles sobre la venta de armas, subrayó que “estas ideas no tienen por qué ser controvertidas, ya que son de sentido común. Tienen el apoyo de la mayoría del pueblo americano”.

“Como he dicho anteriormente, es posible que no podamos prevenir todo acto de violencia en este país. Pero, juntos, tenemos la obligación de intentarlo. Tenemos la obligación de hacer lo que podamos”, dijo, al recordar los tres meses que han pasado desde el tiroteo en Newtown, Connecticut, donde fallecieron 20 niños y seis adultos.

Obama se refería al reciente anuncio del líder de la mayoría demócrata del Senado de EE.UU., Harry Reid, de que iniciará el proceso legislativo para someter a votación el mes próximo una medida para el control de armas y que incluirá una expansión de la verificación de antecedentes penales para compradores.

No obstante, la ley finalmente no incluye la enmienda impulsada por la senadora Dianne Feinstein, también demócrata, para prohibir las armas de asalto, y goza del apoyo de la Casa Blanca.

Esta propuesta se enfrenta a una férrea oposición de grupos conservadores, entre éstos la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA).

“Hemos logrado progreso durante estos últimos tres meses, pero aún no hemos logrado la meta. Y, en las próximas semanas, espero que los miembros del Congreso unan fuerzas conmigo para terminar esta labor; por nuestras comunidades y, de manera más importante, por nuestros hijos”, concluyó el presidente Barack Obama.