Publicado el 28 de mar de 2013 7:14 am |

  comentarios

Foto: EFE

(Shanghái, 28 de marzo. EFE).- El alpinista y motorista Ricard Tomás, uno de los miembros más veteranos de la comunidad española en China, donde vive desde hace más de 20 años, intentará convertirse este verano en la primera persona en viajar en moto desde Shanghái, a orillas del océano Pacífico, hasta Lisboa, en el Atlántico.

Según explicó a Efe el propio Tomás, “como símbolo de unión entre los océanos, nuestra intención es recoger un poco de agua del Pacífico en China y llevarla por tierra hasta Lisboa, para verterla en el Atlántico”, una aventura de la que no ha conseguido encontrar constancia de que nadie la haya llevado a cabo antes.

La ruta planeada supone completar un recorrido “más allá de lo que hizo Marco Polo”, ya que el viajero veneciano, que conoció en la China del siglo XIII la ya próspera ciudad de Hangzhou, a 170 kilómetros de la actual Shanghái, entonces una aldea, nunca pasó, en sus regresos a Europa, de su ciudad natal a orillas del Adriático.

La ruta planeada supone completar un recorrido “más allá de lo que hizo Marco Polo”

Ahora el aventurero español, que ya recorrió más de 3.000 kilómetros de la antigua ruta de la seda, entre Pakistán y China, para dos episodios del programa “Al filo de lo imposible” de Televisión Española, espera superar, acompañado por cinco motoristas chinos, aquella antigua ruta terrestre iniciada con Marco Polo.

La expedición, que espera salir el próximo 10 de mayo de las instalaciones del Instituto Cervantes en la ciudad, recorrerá en principio 19 países y al menos 18.218 kilómetros, en cerca de 70 días.

“Siempre había soñado que, cuando me fuera de China, me iría a lo grande, recorriendo por tierra todo el camino hasta a España”, confesó Tomás, pero tras más de dos décadas en el gigante asiático, y sin planes de regresar por el momento, pensó que iba a necesitar una “excusa” para hacer de todas formas aquel sueño realidad.

Por eso decidió aprovechar este año el 90º aniversario de la reunión anual de motociclistas propietarios de la marca alemana BMW, la “Motorrad” de Garmisch (cerca de Múnich, en Baviera), donde suele participar cada año con su empresa de turismo de aventura por el oeste chino, y extender su ruta hasta Lisboa para unir los océanos.

De esta manera, tras las decenas de solicitudes de unirse a la expedición que le llegaron cuando dio a conocer sus planes en internet, Tomás eligió a cinco motoristas chinos con los que compartir la aventura, entre ellos Zhang Yu, presidente del Club BMW de China.

Ricard Tomás ha escalado varios picos de más de 7.000 metros en las cordilleras del Himalaya y del Kunlun.

Tras tener que cambiar su ruta inicial por problemas para pasar por Irán, que no autoriza a extranjeros a entrar en el país con su propio vehículo hasta que pasen sus elecciones del próximo 14 de junio, los aventureros, tras recorrer al menos 5.357 kilómetros en territorio chino, se adentrarán en Asia Central por un camino alternativo.

De Kirguizistán viajarán a Uzbekistán y Kazajistán, una ruta de 2.748 kilómetros que recorrerá ciudades como Bishkek, Tashkent y Samarkanda, para atravesar luego territorios de Georgia y Rusia, hasta llegar a Sochi, en el mar Negro, de donde pasarán a Turquía, Bulgaria, Rumanía, Hungría, la República Checa y por fin Alemania.

El viaje, llevado a cabo con cerca de un centenar de kilos de carga en cada moto, lo que supondrá tener que abrirse camino en ocasiones por entornos naturales desplazando unos 450 kilos de peso, concluirá tras el encuentro de Garmisch pasando por Austria, Italia, Suiza, Francia, España y Portugal, hacia mediados de julio.

Ricard Tomás ha escalado varios picos de más de 7.000 metros en las cordilleras del Himalaya y del Kunlun, tras lo que fue uno de los autores del libro “Más allá del Everest”, y ha cruzado en moto el Tíbet y los desiertos del Gobi y el Taklamakán, también en la ruta de la seda.