Publicado el 28 de mar de 2013 8:41 am |

  comentarios

REUTERS/Alexei Nikolsky/Ria Novosti/Pool

Moscú, 28 mar (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó hoy desde el avión en el que regresa de Sudáfrica unas repentinas maniobras militares en la región del mar Negro, según informó el Kremlin.

“En las operaciones participarán más de 7.100 soldados, cerca de 250 blindados, al menos 50 piezas de artillería y 20 aviones y helicópteros”, aseguró Ígor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa, citado por las agencias locales.

En la fase marítima de los ejercicios tomará parte una treintena de buques de la Flota del mar Negro, que tiene su principal base en el puerto ucraniano de Sebastópol (península de Crimea).

Las maniobras se proponen comprobar a gran escala la preparación de las fuerzas militares del distrito militar del Sur en materia de inteligencia, comunicaciones y suministro.

El funcionario explicó que el nuevo ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, desea que ésta clase de ejercicios se celebren de manera regular.

Recientemente, Putin abogó por efectuar ejercicios que se parezcan lo más posible a las condiciones reales de combate y no unas maniobras donde los reclutas conozcan la fecha con medio año de antelación.

Putin aseguró que los ejercicios deben ser aprovechados para ensayar armamento moderno, mejorar la coordinación de los sistemas de mando y, en especial, mejorar la comunicación, uno de los principales problemas de las Fuerzas Armadas rusas.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, destacó que Putin dio la correspondiente orden desde el mismo avión a su regreso de Sudáfrica, donde participó en la cumbre de la organización BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

“A las cuatro de la mañana al ministro de Defensa le trajeron un sobre cerrado. Se trata de unos ejercicios repentinos a gran escala”, dijo.

Peskov subrayó que Rusia no está obligada a comunicar a sus socios la celebración de maniobras militares con antelación.