Publicado el 30 de mar de 2013 11:00 am |

  comentarios

Foto: Archivo

(Caracas, 30 de marzo – Noticias24).- El Forum Económico Mundial (WEF) en sus siglas en inglés, realizó un listado de países, para determinar cuál de ellos son más aceptados o no, a la hora de ser visitado por los turistas. Muchos lugares en el mundo son estereotipados culturalmente por lo que suelen ser más aceptados que otros.

Datos muy interesantes fueron arrojados por este informe. Uno de ellos es encontrar gran cantidad de países africanos liderando esta lista de países con mayor reputación entre sus visitantes, mientras que, Venezuela, Bolivia y Rusia gozan de “mala fama”.

A continuación el texto completo:

¿Cuál ha sido el país que se ha llevado la palma y ha ocupado el puesto número 1 en el informe, llamado Travel and Tourism Competitiviness Report 2013? Nada menos que Islandia, uno de los países de moda durante los últimos años. Completaban el podio de las naciones más acogedoras la espectacular Nueva Zelanda, que dispone de algunos de los mejores paisajes del planeta, y Marruecos, uno de los países más turísticos del norte de África. Si algo llama la atención echando un simple vistazo a la lista es lo dispar de los países que la forman. El cuarto puesto es para Macedonia, seguida por Austria y Senegal. Nuestro vecino del este Portugal ocupa el séptimo puesto, y completan el top ten Bosnia-Herzegovina, Islandia y Burkina-Faso. Llama la atención la amplia presencia de países africanos en un listado que, en principio, no parecería favorecer la presencia de dichas naciones, donde en principio el turismo no está tan desarrollado como en las occidentales, pero existen buenas razones para justificar su presencia en la relación.

Algunos países que reciben un gran número de turistas, como China, tienen fama de hostiles. Los criterios que la agencia ha utilizado para elaborar el listado no son puramente económicos, únicamente relacionados con las infraestructuras, sino que hacen especial hincapié en otros factores como la sostenibilidad medioambiental, el aprovechamiento y desarrollo de sus recursos naturales y culturales o la apertura de sus ciudadanos hacia los visitantes. Es más, el informe indica que ser el destino habitual de muchos turistas no te convierte automáticamente en un país amistoso, ya que algunos de los países que reciben más visitantes a lo largo del año como China o Corea del Sur eran percibidos por sus visitantes como los menos amigables.

Razones que explican la paradoja

En las páginas de The Washington Post, Max Fisher se preguntaba acerca de las razones que pueden determinar esa paradoja, y se atrevía a lanzar algunas hipótesis. Por ejemplo, que los países en los que el sentimiento nacionalista era más alto tendían a despreciar en un mayor grado a los visitantes y, por ello, eran considerados países poco amistosos. Por el contrario, aquellas naciones en las que se había desarrollado una importante legislación de protección al inmigrante solían aparecer en los primeros puestos. Al fin y al cabo, se trata de una cuestión de aceptación del otro, no únicamente por cuestiones económicas, sino también por mera empatía personal.

¿Cuáles son los países que tienen una peor fama entre sus visitantes? La presencia de Bolivia, Venezuela y Rusia en el podio, con sus peculiaridades y semejanzas políticas, probablemente refuerce las tesis de Fisher. A continuación aparecen en el listado Kuwait, Letonia e Irán, tres países que probablemente pocos considerarían como su destino vacacional ideal. Algo semejante ocurre con la convulsa Pakistán, en el séptimo puesto, o con Mongolia, en el décimo.

Resulta llamativo que países pertenecientes a la Europa del Este, una región que gozaba de representación en los países más amistosos, también aparezcan en los más hostiles. Es el caso de Bulgaria o Eslovaquia, que completan el top ten. En esta relación, no se puede negar que la inversión económica realizada por cada país para asegurar el bienestar del turista tiene una gran importancia. Pero tampoco, que una cultura basada en el aprecio a los visitantes y la aceptación de culturas y razas diferentes puede significar la diferencia más importante.

Con información de El Confidencial