Publicado el 30 de mar de 2013 7:19 pm |

  comentarios

Foto: EFE / Barbara Walton

(Caracas, 30 de marzo – Noticias24).- Las sanciones propiciadas por las Naciones Unidas a Corea del Norte provocaron una dura respuesta, ya que Pyongyang declaró este sábado el “estado de guerra”. Ante esto, la BBC analiza si esta decisión implica una verdadera amenaza.

Se debe recordar que esta no es la primera vez que Corea del Norte que reacciona con amenazas bélicas ante quien percibe como “agresor”.

En 1994 un negociador norcoreano insinuó que convertiría a Seúl en un “mar de fuego”, lo que generó pánico entre los habitantes de la zona sur.

Hacia 2002, George W. Bush, expresidente norteamericano, tildó a Corea del Norte como un “eje del mal”, ante lo cual Pyongyang reaccionó bruscamente declamando que “barrería sin piedad a los agresores”.

La guerra contra Corea del Sur ya había saltado a la palestra para junio de 2012, al referirse a la ubicación clave de su artillería.

“Cada vez que un país amenaza con ataques nucleares preventivos hay que preocuparse”

“Si se sigue a los medios norcoreanos se puede oír un lenguaje belicoso continuo dirigido a EE.UU. y Corea del Sur -e incluso ocasionalmente a Japón- y es difícil saber cuándo tomárselo en serio. Pero si uno se fija en las ocasiones en las que sí pasó algo, como el ataque de la artillería en una isla del sur en 2010, se comprueba que eran advertencias muy claras”, aseguró a la BBC John Delury, profesor de la universidad de Yonsei, en Corea del Sur.

Pese a las fanfarronadas que han surgido a raíz del pronunciamiento del líder norcoreano, es necesario reconocer y señalar las amenazas, ya que se abaraja un posible ataque nuclear que repercutiría en el resto del mundo.

“Cada vez que un país amenaza con ataques nucleares preventivos hay que preocuparse. Y Corea del Norte no es una excepción, especialmente con su reciente cambio de retórica, que pasó de acusar a EE.UU. de imaginar amenazas a amenazar realmente con usar sus misiles en su contra”, dijo Andrea Berger, del Instituto Real para la Defensa y Seguridad en Londres.

Ante esto, sin embargo, surge la hipótesis de que Norcorea recurra a la amenaza para generar un tratado de paz con EE UU, como propósito oculto.

En cuanto a visualizar a Estados Unidos como un objetivo real, no existe evidencia clara y concisa de que esto sea así, puesto que no hay registro de que se haya desarrollado un sistema que guiara los misiles hacia un objetivo concreto, en lo que respecta a Corea del Norte.

Realmente resulta incierta la capacidad de Pyongyang de llevar a cabo un ataque nuclear en contra de EE UU, aún así, la prueba que realizaron en diciembre probó que al menos tienen con qué golpear las costas estadounidenses.

Con información de BBC.

Foto: Reuters
Foto: Reuters