Publicado el 31 de mar de 2013 8:04 am |

  comentarios

(Johannesburgo, 31 de marzo. EFE).- Cinco tripulantes de un helicóptero militar murieron hoy en Sudáfrica tras estrellarse el aparato en el parque natural Kruger, durante una operación contra la caza ilegal de rinocerontes.

El aparato, un Air Force Augusta A109 de fabricación sudafricana y perteneciente a las Fuerzas Armadas del país austral, formaba parte de una patrulla aérea de la “Operación Rinoceronte”, que combate a los cazadores furtivos en el parque Kruger, en el noroeste del país.

“Hemos puesto en marcha una investigación preliminar para aclarar qué llevó al fatal accidente”, dijo el brigadier Xolani Mabanga en un comunicado.

“Hemos puesto en marcha una investigación preliminar para aclarar qué llevó al fatal accidente”

El ministerio de Defensa, el jefe de las Fuerzas Armadas sudafricanas, el General Solly Shoke, y el jefe del Ejército del Aire, el General Zimpande Msimang, enviaron el pésame a familiares y amigos de las víctimas.

Durante 2012, 630 rinocerontes fueron abatidos en Sudáfrica por cazadores furtivos, mientras que en lo que va de año la caza ilegal ha acabado con al menos 158, hasta 116 de ellos en el parque Kruger.

Según organizaciones de protección del rinoceronte, mafias asiáticas compran los cuernos a los furtivos, para venderlos por grandes cantidades de dinero en países como China, Tailandia o Vietnam.

Allí se elaboran con ellos pócimas ‘milagrosas’ que prometen curar enfermedades o servir de afrodisíaco y se comercializan en los mercados locales.

Sudáfrica estima tener unos 20.000 ejemplares de rinocerontes, la mayor población del mundo, que podrían desaparecer en 2020 si no se recorta el volumen de caza furtiva en los próximos años.

El parque Kruger es uno de las mayores reservas naturales del mundo.