Publicado el 31 de mar de 2013 2:24 pm |

  comentarios

Foto: Xinhua

(Pekín, 31 de marzo. EFE)- Hasta el momento son 17 los cadáveres encontrados luego de que un corrimiento de tierras en la región autónoma del Tíbet, en el suroeste de China, sepultara a 83 trabajadores mineros el viernes pasado, informó hoy la agencia Xinhua.

Según la fuente, esta tarde los rescatistas localizaron nueve cuerpos más, de los tres ubicados tres horas antes, de entre los desechos y 50 horas después de que ocurriese el desastre, en la comarca de Maizhokunggar, a 68 kilómetros de la capital de la región, la ciudad de Lhasa.

Ayer por la noche se logró encontrar los dos primeros cuerpos de las víctimas.

El área afectada mide unos tres kilómetros de largo con cerca de 2 millones de metros cúbicos de barro, rocas, y desechos, según el Departamento de Publicidad del Gobierno regional, citado por la agencia oficial.

Más de 1.000 personas, incluido personal de la policía, bomberos y médicos, han llegado al lugar del accidente, ubicado a una altitud de unos 4.600 metros sobre el nivel del mar, para participar en el rescate.

La gran cantidad de desechos, la altitud del área afectada, y la nieve, han obstaculizado las labores de ayuda, mientras que las autoridades encargadas adelantaron que las posibilidades de supervivencia de los trabajadores son mínimas.

El desplazamiento de tierras ocurrió cerca de las 06:00 horas de la mañana del viernes pasado en la mina Tibet Huatailong, filial del Grupo Corporativo China National Gold, cuando 83 trabajadores se encontraban trabajando en su interior.

El presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro, Li Keqiang, han ordenado maximizar los esfuerzos para ubicar a las víctimas, así como evitar perder tiempo y confirmar la causa del corrimiento.