Publicado el 31 de mar de 2013 4:08 pm |

  comentarios

Foto: REUTERS/Siphiwe Sibeko

(Sudáfrica, 31 de marzo. AP) — El ex presidente sudafricano, Nelson Mandela, tuvo un día tranquilo el domingo en el hospital y estaba mejorando, luego de someterse a tratamiento por neumonía, dijo el gobierno.

La oficina del presidente Jacob Zuma le agradeció a los sudafricanos que oraron por la salud de Mandela, de 94 años, en los servicios de Semana Santa, además de personas en el país y el exterior que mostraron su “amor y su respaldo en varias formas” para el líder antiapartheid y su familia.

Agradecemos además a los gobiernos extranjeros sus mensajes de apoyo“, dijo la oficina presidencial en una declaración.

El gobierno “está satisfecho de que los médicos estén dando al ex presidente los mejores cuidados posibles para facilitar su recuperación y comodidad. Ellos reportaron que su estado ha seguido mejorando“, dijo la declaración.

En un comunicado del sábado se informó que Mandela respiraba sin dificultad después de que se le practicó un procedimiento para retirarle fluido de la zona pulmonar.

Muchas congregaciones sudafricanas que celebraban el Domingo de Pascua incluyeron a Mandela en sus oraciones.

“Todo el mundo debe unirse y orar por él“, dijo Zacheus Phakathi, guardia de seguridad, durante un servicio religioso al aire libre en una colina situada frente a Johannesburgo.

En la capital, Pretoria, Henry Hyar, camarero de un restaurante contiguo al hospital en el que se cree que está internado Mandela, consideró desafortunado que el ex gobernante no pudiera pasar la Semana Santa con su familia.

“No me gusta esto”, expresó Hyar. “Oramos porque él mejore lo más pronto posible“, apuntó.

Mandela fue internado cerca de la medianoche del miércoles en un hospital de Pretoria. Es su tercera hospitalización desde diciembre, cuando el ex presidente fue tratado por una infección pulmonar y se sometió a un procedimiento para extraerle cálculos biliares.

A principios de marzo, Mandela pasó una noche en un hospital para lo que las autoridades describieron con un examen médico programado.

Mandela se convirtió en 1994 en el primer presidente negro de Sudáfrica tras la convocatoria de elecciones y su ascenso al poder puso fin al régimen racista blanco conocido como apartheid.

Mandela salió de prisión en 1990 y se le reconoce haber contribuido a evitar un mayor derramamiento de sangre con su aporte a la transición del país al régimen democrático.

El ganador del Premio Nobel de la Paz ha sido particularmente vulnerable a problemas respiratorios desde que contrajo la tuberculosis durante sus 27 años en prisión por luchar contra el régimen racista blanco en su país.

Las personas mayores son especialmente vulnerables a la neumonía, que puede ser fatal. Los síntomas incluyen fiebre, escalofríos, tos, dolor en el pecho y dificultades para respirar. Diversos gérmenes causan la neumonía.

La oficina del presidente sudafricano Jacob Zuma ha dicho que los médicos proceden con extrema precaución debido a la avanzada edad de Mandela.