Publicado el 02 de abr de 2013 11:35 am |

  comentarios

Foto: AP/Tomas van Houtryve

(Caracas, 02 Abr. AVN.- Un nuevo grupo de presos en la cárcel estadounidense de Guantánamo se sumó a la huelga de hambre en el recinto militar, lo que eleva la cifra a 130, informó el prisionero saudí Shaker Aamer a su abogado, Clive Stafford, a través de una llamada telefónica.

La medida se lleva a cabo desde el 6 de febrero pasado, en protesta por las torturas a los presos, por la profanación del Corán (libro sagrado musulmán) y la confiscación de objetos personales.

Durante la conversación, Aamer denunció el empeoramiento del trato al que son sometidos por parte de los militares y custodios del penal, “quienes han estado tratando de romper la huelga sin éxito”, informó Sttaford, citado por Telesur.

El abogado de los prisioneros informó que Aamer ha sido sometido a castigos luego de anunciar que se unía a la huelga. Detalló que se le “han negado varios objetos requeridos por razones médicas”.

Reveló que Aamer, quien ha pasado más de una década en la cárcel sin cargos, ha perdido casi 15 kilos de peso, al igual que otros prisioneros, quienes “están siendo alimentados a la fuerza por la nariz”.

Hasta ahora, Washington sólo ha reconocido que 31 presos están en huelga de hambre en la Base Naval de Guantánamo, situada ilegalmente en Cuba, donde mantienen cautivos a más de 160 prisioneros.

El cierre de la prisión de Guantánamo, donde los detenidos son sometidos a cruentas torturas, fue una de las principales promesas del presidente, Barack Obama, en 2009, y hasta la fecha no se ha llevado a cabo.

La cárcel fue creada en 2002 por la administración del entonces presidente George W. Bush, bajo el argumento de recluir en el lugar a detenidos que habían cometido supuestos actos de terrorismo. En su mayoría, los detenidos han sido encerrados sin acusación formal ni debido proceso judicial.