Publicado el 05 de abr de 2013 10:07 am |

  comentarios

Foto: EFE/Leo La Valle

Montevideo, 5 abr (EFE).- El presidente de Uruguay, José Mujica, afirmó hoy que “nada ni nadie” podrá separar a su país de Argentina, tras el incidente por unos comentarios ofensivos suyos hacia la mandataria Cristina Fernández y su esposo fallecido Néstor Kirchner.

“Si bien la historia nos separó, nada ni nadie puede descuajar nuestra historia”, dijo el presidente José Mujica en su audición semanal en la emisora de radio M24, que este viernes dedicó a reflexionar sobre los orígenes de Uruguay como nación y su compleja vinculación con el vecino país.

Nacimos en la misma placenta de los pueblos argentinos”, pero “la historia nos fue separando“, detalló al recordar distintos pasajes de la Independencia de Uruguay, que en su germen fue la Banda Oriental del Virreinato del Río de la Plata, y reflexionar sobre la figura del prócer uruguayo José Gervasio Artigas.

El gobernante consideró asimismo que su país tiene que “andar bien con la humanidad, pero en primer término, con los pueblos que nacieron en la primer matriz”

Y nada ni nadie podrá separarnos. Definitivamente“, recalcó.

Varios medios uruguayos publicaron este jueves en sus ediciones de internet un corte de voz fuera de micrófono de una rueda de prensa de Mujica en la que se le escucha decir “esta vieja es peor que el tuerto”, entre otras expresiones ofensivas alusivas a Fernández y el expresidente Kirchner.

La Cancillería argentina lamentó “profundamente” esas expresiones de Mujica, que consideró “inaceptables” y “denigrantes”, y advirtió de que la mandataria no va a realizar comentario alguno al respecto.

Además, representantes de la oposición uruguaya coincidieron en que Mujica debería pedir perdón a su colega por unos comentarios que se han convertido en un fenómeno de las redes sociales en una y otra orilla del Río de la Plata, al margen de copar las portadas de los diarios en ambos países.

No es la primera vez que un presidente uruguayo tiene problemas por hablar mal de Argentina. Jorge Batlle (2000-2005) dijo en 2002 en una entrevista televisiva que “los argentinos son una manga de ladrones del primero al último”.

Viajó después a Buenos Aires donde pidió perdón públicamente.