Publicado el 06 de abr de 2013 12:23 pm |

  comentarios

Video: Euronews

(Caracas, 06 de marzo. Euronews) – Ahorcados, uno al lado del otro, tras dejar una nota en la casa cuyo alquiler ya no podían pagar. Ella tenía 68 años. Cobraba una pensión de 500 euros. Él, 62 años, según la prensa local, había trabajado recientemente de albañil. No le habían pagado.

Romeo era una de las decenas de miles de italianos que se han quedado en tierra de nadie, sin trabajo ni pensión de jubilación, después de que el gobierno de Mario Monti decidiera aumentar la edad para poderse retirar.

Un vecino comenta: “Era una familia tranquila, normal. En el último año y medio habían tenido una serie de problemas en los que todos deberíamos poner nuestra atención: la burocracia, la pensión, trabajar sin salario. Todos estos factores les han arruinado, a pesar del préstamo que habían pedido para tratar de atajar la situación. “

Vivían en la localidad de Civitanova Marche, en el centroeste de Italia, una de las zonas más afectadas por el paro, que ya supera el 10% en Italia.

Pero la noticia que ha conmocionado al país entero tiene aún otro trágico capítulo.

Al enterarse del suicidio, el hermano de la mujer, un ex albañil de 70 años, ha decidido tirarse al mar. Los intentos de la Capitanía del Puerto por reanimarle han sido en vano.

La policía no tiene ninguna duda que la pareja se ha suicidado por motivos económicos.

La economía doméstica ha empeorado en el último año para un 70% de los italianos. Tres de cada cinco tienen que echar mano de sus ahorros.