Publicado el 07 de abr de 2013 7:08 am |

  comentarios

Foto: Paula Bustamante/ AFP/ Archivo

(Miami, 7 de abril. dpa) – Más de treinta horas de autobús y más de 2.000 kilómetros en dos días. El cierre del consulado de Venezuela en Miami obligará de nuevo al exilio a realizar un largo viaje para votar en las elecciones presidenciales del domingo 14 de abril, mayoritariamente al opositor Henrique Capriles Radonski.

Coches particulares que ofrecen plazas libres, autobuses subvencionados que permiten ida y vuelta por sólo por 75 dólares o en avión por 150. Como en las elecciones de octubre del año pasado, pero con menos tiempo de preparación, los venezolanos afincados en Miami y con derecho a voto se están movilizando por tierra y aire para hacer un viaje relámpago y votar en el consulado de Nueva Orleans, situado a unos 2.400 kilómetros de la ciudad de Florida.

“Lo que hicimos en tres meses lo estamos haciendo en tres semanas”

El fallecido presidente venezolano Hugo Chávez cerró la representanción en Miami el año pasado después de que Estados Unidos expulsara a la cónsul general Livia Acosta Noguera. Lo hizo siguiendo el consejo de su entonces ministro de Exteriores, Nicolás Maduro, candidato ahora del oficialismo.

Estados Unidos declaró a la diplomática Acosta Noguera “persona non grata” y ordenó su expulsión después de que se la vinculara con un supuesto plan para realizar ciberataques contra el sistema informático norteamericano.

Ello obligó a que los venezolanos afincados en el sur de la Florida se desplazaran en octubre a Nueva Orleans, lo que pretenden hacer ahora nuevamente.

Lo que hicimos en tres meses lo estamos haciendo en tres semanas“, dijo a dpa Pedro Mena, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Miami, que se encarga de representar a la oposición en Estados Unidos.

Mena admite que ahora, debido a la premura de las elecciones, viajarán menos de las 9.432 personas que asegura que votaron en octubre de 2012.

“En octubre fue espectacular la emoción y la energía que se sentía, la gente estaba muy animada”

Esos comicios los ganó un Chávez ya enfermo, más allá de que la abrumadora mayoría de los desplazados a Nueva Orleans, excepto los representantes del gobierno, haya votado a favor de Capriles.

Aquí no hay chavismo y ahora que (Chávez) está muerto, menos“, dijo Mena, cuya organización está recaudando dinero para sufragar el viaje en autobús a quienes no pueden costeárselo. En octubre, la MUD movilizó 100 autobuses, 1.600 personas.

El plan de viaje es exigente. Los autobuses partirán a las 6:00 horas del sábado para llegar la madrugada del día 14 a Nueva Orleans tras más de 15 horas de trayecto. Luego, a votar y regreso a Miami.

“En octubre fue espectacular la emoción y la energía que se sentía, la gente estaba muy animada. Fueron casi 18 horas de viaje porque se paraba a descansar e ir al baño. La gente se portó muy bien: cantaba, se tomaba fotos, una atmósfera bastante festiva”, dijo a dpa Gabriela Torre, integrante de la plataforma “Voto Dónde Sea”, encargada una vez más de fletar autobuses y de recoger donaciones para que el viaje sea económico: 75 dólares ida y vuelta.

“Hay bastante entusiasmo”, dijo a dpa José Colina, presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), que estima en 4.000 o 5.000 personas las que se desplazarán a Nueva Orleans, cifra que califica de “significativa e importante”.

El “Comando Simon Bolívar” trata de facilitar el viaje poniendo en contacto a viajero

Hay 19.544 venezolanos inscritos en el circuito electoral Miami, que incluye los estados de Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

El “Comando Simon Bolívar”, de apoyo a Capriles, trata de facilitar el viaje poniendo en contacto a viajeros y alentando a la movilización en las redes sociales e Internet con páginas como demiamipaneworleans.com.

En “Voto Dónde Sea”, sin embargo, se huye de la vinculación por un candidato. “Apoyamos cualquiera de las dos opciones, no promovemos a ninguno de los dos, movilizamos el voto para cualquier tendencia, por eso en el viaje no se permite ningún tipo de logo, gorras, nada que sugiera o diga por quién vas a votar”, dijo a dpa Gabriela Torre, pese a que admite que la gran mayoría de los viajeros apoyará el cambio el 14 de abril. Para ello están dispuestos a un maratónico viaje.

Por Daniel García Marco