Publicado el 16 de abr de 2013 7:20 am |

  comentarios

Foto: Bang Showbiz

(Londres, 16 de abril. EFE) – El príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II de Inglaterra, asistirá el próximo domingo al maratón de Londres, que verá aumentadas las medidas de seguridad tras el atentado terrorista ocurrido ayer en esa prueba atlética en Boston.

Un portavoz del Palacio de St. James confirmó hoy la asistencia del hermano del duque de Cambridge al maratón, de cuya fundación benéfica es patrocinador, para presentar a los ganadores de las diferentes categorías al finalizar la carrera.

El secretario de Estado de Deportes, Hugh Robertson, dijo hoy a la cadena BBC que tiene “absoluta confianza” en que el evento se celebrará de forma segura tras las explosiones en la ciudad estadounidense que dejaron tres muertos y más de 140 heridos.

Londres tiene “una enorme experiencia” en la organización de grandes actos y algunos de “los mejores profesionales de la seguridad del mundo”, añadió Robertson, convencido de que el “mejor modo de mostrar solidaridad con Boston es continuar”.

El portavoz de St. James indicó que “no hay nada que sugiera ningún cambio” en la asistencia de Enrique, de 28 años, al maratón, celebrado por primera vez en 1981 y completado en 2012 por más de 37.000 personas.

Después de conocerse lo ocurrido en Boston, la policía británica anunció que revisaría las medidas de seguridad que rodearán al maratón en la capital británica.

La BBC informó hoy de que la ministra británica de Interior, Theresa May, fue informada del atentado por la comisaria adjunta de Scotland Yard, Cressida Dick, y por el director del servicio secreto MI5, Jonathan Evans.

En este momento, no está prevista ninguna reunión del comité gubernamental de emergencias Cobra, aunque sí se han planeado conversaciones en relación al funeral de la exprimera ministra británica, Margaret Thatcher, que será mañana.

No obstante, la policía afirmó que la seguridad para el funeral, que tendrá lugar en el centro de Londres, no se vería afectada por los atentados en Boston, según la cadena pública británica.