Publicado el 21 de abr de 2013 1:12 pm |

  comentarios

Foto: AFP

(París, 21 de abril. EFE).- Decenas de miles de franceses se manifestaron hoy en París para solicitar la retirada del proyecto que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo, a dos días de su aprobación definitiva en el Parlamento, prevista para el martes próximo.

Se trata de la tercera gran manifestación que tiene lugar desde que comenzó el debate sobre el matrimonio homosexual, uno de los compromisos electorales del presidente, François Hollande.

Numéricamente, la manifestación ha sido inferior a las otras y ha reunido a 45.000 personas según la policía, una cifra que los organizadores elevan hasta los 270.000.

El 13 de enero pasado aseguraron haber reunido un millón de manifestantes (300.000 según la policía) y el 24 de marzo 1,4 millones (340.000 para las autoridades).

Pero los organizadores restaron importancia al descenso de la participación, ya que afirmaron que la manifestación de hoy se improvisó después de que el Gobierno acelerara el trámite parlamentario para adoptar la ley, lo que les privó de tiempo para organizar la jornada y el traslado de personas de otras regiones.

Foto: AFP

Pese a esas circunstancias, consideraron “un éxito” la manifestación que, según sus portavoces, “vuelve a poner de manifiesto que los franceses están en desacuerdo con esa ley”.

En la manifestación también participaron varios diputados conservadores.

“Hollande retira tu proyecto”, “Un niño necesita un padre y una madre” o “Un niño, ni se alquila ni se vende”, fueron algunos de los lemas que portaban las pancartas de la manifestación.

“Hay que decirle al Gobierno que la mayoría de los franceses se opone a que los homosexuales puedan adoptar, que eso va a acabar con nuestra idea de familia”, asegura a Efe Xavier, un estudiante marsellés que afirma haber participado en las anteriores marchas.

“Lo que nos preocupa no es tanto el matrimonio homosexual, si no que estamos abriendo la puerta a otras cosas”, afirma Maria, mientras Xavier asegura que “ya hay lobbys pedófilos en Estados Unidos que piden que se legalice el amor con los niños”.

Elisabeth, que acudió a la manifestación con su marido y sus tres niños, aseguró que la manifestación “es sobre todo por el futuro de los hijos, a lo que queremos legar los valores que les pueden hacer más felices, que son un matrimonio entre un hombre y una mujer, el resto son mentiras”.

Esta ama de casa está convencida de que en los países como España donde el matrimonio homosexual está aprobado “se han equivocado y tendrán que rectificar”.

Los organizadores de la manifestación habían tomado muchas precauciones para evitar que se repitieran los actos violentos que han tenido lugar en los últimos días en las concentraciones de protesta contra el matrimonio homosexual.

Un servicio especial de seguridad trató de identificar a elementos de la extrema derecha que, según los organizadores, acuden a las manifestaciones con intenciones violentas, un movimiento del que quieren desmarcarse.

Foto: AFP

“No somos violentos ni homófobos, nuestra intención es pacífica, queremos que el Gobierno nos escuche”, afirma Frigite Barjot, exhumorista que se ha convertido en la cabeza visible del movimiento de oposición al matrimonio homosexual.

Hasta un millar de agentes fueron desplegados por la policía, que en los últimos días ha arrestado a casi 200 manifestantes cuando se enfrentaban con agentes del orden.

Esos hechos han marcado la radicalización de la protesta a medida que el trámite parlamentario de la ley avanzaba en el Parlamento.

El punto álgido tuvo lugar en la noche del pasado jueves, cuando la tensión de la calle se trasladó al interior del hemiciclo, donde los diputados estuvieron a punto de llegar a las manos, lo que obligó a suspender temporalmente la sesión.

Esos hechos han creado “un clima de homofobia” en el país, según las asociaciones de defensa de los derechos de los homosexuales, que también convocaron hoy una manifestación, mucho menos numerosa, en la plaza de la Bastilla de la capital.

“El mensaje que hay que pasar es que no tenemos miedo, que no nos van a amedrentar”, afirmaba Cyril, participante en la marcha pro-matrimonio homosexual.

Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP