Publicado el 21 de abr de 2013 5:32 pm |

  comentarios

Foto: EFE

(EE UU, 21 de abril. EFE).- Cientos de personas se manifestaron hoy en Miami en demanda de un recuento de los votos emitidos en las pasadas elecciones presidenciales en Venezuela, celebradas el pasado 14 de abril y en las que salió ganador por estrecho margen el chavista Nicolás Maduro.

Esta concentración se realizó en “El Arepazo 2″, uno de los restaurantes de ese país más conocidos de Doral.

Los manifestantes, que partieron del Coconut Grove Convention Center hasta el parque Peacock de Miami, portaron carteles en los que se podía leer “Maduro detente tú no eres presidente” o “Maduro ilegítimo, Venezuela no te quiere”.

Numerosos venezolanos congregados en la marcha, convocada por la organización no gubernamental Yo Soy Venezolana, mostraron imágenes o carteles de apoyo al candidato opositor en las elecciones presidenciales, Henrique Capriles.

En una manifestación muy familiar, buena parte de los participantes lucieron ropa blanca, como símbolo de la paz, pero muchos prefirieron apostar por los colores de la bandera venezolana o el vinotinto de la camiseta de la selecciones deportivas de este país.

La manifestación, cuyo lema era la frase atribuida a Simón Bolívar “Cuando la tiranía se hace ley, la rebelión es un derecho”, se produce después de que Capriles pidiera marchas pacíficas en demanda de un recuento “voto por voto” de los pasados comicios.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) autorizó el pasado jueves una auditoría sobre el 46% de las cajas de resguardo que no fueron auditadas el día de la elección.

Esta manifestación se produce después de que el pasado viernes se celebrase en la vecina localidad de Doral una asamblea de venezolanos para protestar por la toma de posesión de Nicolás Maduro ese mismo día.

A este encuentro se unió el regidor de esta ciudad, Luigi Boria, el único alcalde venezolano de EE UU., que se ha mostrado muy activo en las demandas de unas elecciones libres y transparentes en su país de origen y, tras conocer los resultados de las mismas, un recuento de los sufragios.

Esta concentración se realizó en “El Arepazo 2″, uno de los restaurantes de ese país más conocidos de Doral, la localidad estadounidense con mayor concentración de venezolanos (20 % de su población), por lo que popularmente se la conoce como “Doralzuela” o “la Pequeña Caracas”.

Desde el sur de Florida partieron miles de personas el pasado 13 de abril rumbo a Nueva Orleans, a 1.400 kilómetros de distancia de Miami, para ejercer su derecho a voto en estas elecciones presidenciales.