Publicado el 23 de abr de 2013 9:56 pm |

  comentarios

Foto: Fernando Vergara/AP

(Colombia, 23 de abril – AP).— El Congreso aplazó el martes por segunda vez la votación de un polémico proyecto que legalizaría en Colombia el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La decisión de postergar la votación para este miércoles, a partir de las 3:00 de la tarde hora local (2000 GMT), fue anunciada por el senador que presidía la sesión, Guillermo García, vicepresidente de la Cámara Alta del legislativo colombiano.

La determinación la tomó García para “permitir que en la jornada todos los senadores que desearan intervenir lo hicieran sin prisa. Hoy terminamos el debate, mañana votamos”, aseguró en diálogo telefónico el presidente del Senado, Roy Barreras, del oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U).

El debate se inició el miércoles de la semana pasada y se aplazó en aquella ocasión porque algunos senadores argumentaron que, dada su importancia, debía ser transmitido por el canal de televisión estatal.

El proyecto seguirá adelante con una votación por mayoría simple, es decir, necesitará los votos de al menos 52 de los 102 senadores. Si el proyecto fracasa podrá volver a ser presentado, según las leyes colombianas.

A lo largo de la tarde, fuera del capitolio, al menos 6.000 manifestantes, a favor y en contra de la iniciativa, gritaron consignas para defender sus posturas.

“Pienso que en el Congreso hay una manada de ignorantes q no saben lo que son los derechos de las personas; nosotros no somos enfermos ni anormales. Somos iguales y tenemos los mismos derechos para podernos casar”, dijo a The Associated Press María Paula Fonseca, una estudiante lesbiana de 18 años que estaba en compañía de su pareja en la Plaza Simón Bolívar, en el centro de Bogotá.

Desde el principio del debate la Procuraduría General de la Nación, en representación de la sociedad colombiana, ha expresado su desacuerdo con los matrimonios igualitarios. El gobierno, en tanto, se ha alejado de la discusión. La semana pasada trascendió que los partidos mayoritarios en el Senado, el Conservador y el de La U, acordaron no apoyar el proyecto.

La Iglesia Católica dijo la semana pasada en un comunicado que de aprobarse el matrimonio entre parejas del mismo sexo se les estaría brindando “a estas uniones un reconocimiento jurídico que, implícitamente, subvierte el orden establecido por la naturaleza humana y por nuestro marco constitucional y legal”.

Según el cardenal Rubén Salazar la postura de la Iglesia Católica “es también compartida por la inmensa mayoría del pueblo colombiano, por las iglesias históricas y evangélicas, que se unen a nosotros en este empeño común por salvaguardar la naturaleza auténtica del matrimonio y de la familia”.

Hoy en día las parejas homosexuales en Colombia pueden registrar ante un notario las llamadas “uniones de hecho” o “uniones civiles” pero sin que ello constituya un matrimonio y disfruten todos los derechos, incluyendo la adopción.

Desde 2007 las parejas del mismo sexo, por decisión de la misma Corte Constitucional, pueden heredarse y afiliarse al sistema de salud y de salud y de pensiones.