Publicado el 29 de abr de 2013 6:44 am |

  comentarios

Foto: AP

(Massachusetts, 28 de abril. AP) — La madre de los sospechosos de las bombas del maratón de Boston, enojada y llorando, insistió en que sus hijos son inocentes y que ella no es terrorista. Dijo que está cansada de “tonterías”.

Sin embargo, Zubeidat Tsarnaeva está atrayendo cada vez más atención de los medios, después que funcionarios federales estadounidenses revelaron que las autoridades rusas interceptaron las llamadas telefónicas de la mujer, entre ellas una en la que habla vagamente sobre la yihad con su hijo mayor.

En otra grabación, ella habla con alguien del sur de Rusia, quien está bajo investigación del FBI en un caso no relacionado, dijeron funcionarios estadounidenses.

También han salido a la luz fotos de ella durante su juventud, en las que Tsarnaeva viste una blusa de escote grande y tiene un corte de cabello como el de una estrella de rock de la década de 1980.

Después que ella llegó de Rusia a Estados Unidos en 2002, se inscribió en una escuela de belleza y trabajó haciendo tratamientos faciales, pero en los últimos años, la gente percibió que ella cambió: comenzó a vestir un hiyab (velo islámico) y a citar rumores de conspiración relacionados con los ataques del 11 de septiembre de 2001, de un supuesto complot contra los musulmanes.