Publicado el 03 de may de 2013 6:21 am |

  comentarios

(PEKïN, 03 de mayo. AFP) – Dos adolescentes chinos se suicidaron por no poder terminar a tiempo sus deberes escolares, en actos de desesperación que dejaron a la vista la enorme presión sobre los estudiantes, informó el viernes la prensa oficial china.

En un sistema educativo muy competitivo, los alumnos chinos pasan en promedio 8,6 horas por día en clase, a las que se suman otras muchas en tareas a realizar en casa.

En Nankin (este del país), un adolescente de 15 años se arrojó al vacío el jueves en el edificio donde vivía, al no conseguir finalizar los deberes durante tres días feriados, informó el diario China Daily.

El mismo día y en la misma ciudad, otro adolescente de 13 años se ahorcó durante la noche por el mismo motivo, según el periódico.

“En una nota dejada a sus padres, el joven escribió que los amaba, que estaba triste por ellos y que esperaba que le puedan llevar sus flores favoritas a la tumba”, señaló el periódico.

La tasa de escolarización entre los jóvenes chinos es de 99%, de acuerdo con las Naciones Unidas, pero el sistema es fuertemente criticado por padres y pedagogos por su insistencia en la memorización, sus exámenes sumamente selectivos y la rigidez de los métodos de enseñanza.

Un estudio realizado en 2007 mostró que había alumnos que llegaban a pasar 12 horas por día en clase.

Además, la política del hijo único lleva a los padres a ejercer una presión enorme sobre los jóvenes estudiantes para que tengan éxito.