Publicado el 09 de may de 2013 6:02 am |

  comentarios

Foto: REUTERS/Stringer

(Nueva Delhi, 9 de mayo. EFE) – El número de fallecidos por el derrumbe a finales de abril de un complejo de talleres textiles en Bangladesh aumentó hoy a 922, informó a Efe el portavoz del Ejército de ese país asiático, Shahinul Islam.

Seguimos trabajando día y noche sin pausa para recuperar los cadáveres que están bajo los escombros. No pararemos la operación hasta que hayamos recuperado todos los cuerpos”, dijo Islam.

La catástrofe, que ocurrió el pasado 24 de abril en el suburbio industrial de Savar, junto a Dacca, causó también 2.437 heridos, un número que ha permanecido inalterado desde la semana pasada.

“Seguimos trabajando día y noche sin pausa para recuperar los cadáveres que están bajo los escombros”

Según el rotativo The Daily Star, 634 cadáveres han sido entregados a los familiares de las víctimas, 79 fueron enterrados tras no poder ser identificados por su estado de descomposición y el resto están en un centro escolar a la espera de ser reconocidos.

El Gobierno bangladeshí anunció ayer que ha clausurado provisionalmente 18 fábricas textiles por motivos de seguridad desde que ocurrió la tragedia, considerada ya el peor siniestro del sector en la historia de Bangladesh.

También está llevando a cabo inspecciones la Asociación de Manufactureros y Exportadores de Artículos de Punto (BGMEA), que por su parte ha ordenado clausurar ocho fábricas que serán sometidas a un plan de supervisión técnica.

Hemos pedido a los dueños de todas las fábricas que nos entreguen un informe antes del 30 de mayo” sobre el estado de la “estructura” de las instalaciones, dijo hoy a Efe el vicepresidente del BGMEA, Shahidulá Azim.

Este organismo se está encargando además de pagar salarios atrasados a los trabajadores supervivientes de las empresas que estaban ubicadas en el complejo siniestrado, dado que los propietarios de las mismas están en prisión.

El Gobierno anunció que ha clausurado provisionalmente 18 fábricas textiles por motivos de seguridad

Según Azim, 1.776 empleados han recibido ya nóminas impagadas -en algunos casos de hasta cuatro meses- y los demás recibirán el dinero en los próximos días.

“A los heridos que aún se encuentren en el hospital les llevaremos allí el sueldo”, agregó.

La tragedia de Savar ha puesto de manifiesto las malas condiciones laborales y de seguridad que sufren los trabajadores de fábricas textiles en el país asiático, que abastecen a las grandes multinacionales occidentales.

En el último medio año se han registrado cuatro graves siniestros mortales en Bangladesh -tres incendios y un derrumbe- en fábricas del ramo, el último de ellos un incendio esta madrugada en un barrio de Dacca que causó la muerte a siete personas.

La industria textil representa el 78% de las exportaciones de Bangladesh, unos 19.000 millones de dólares, según los últimos datos oficiales, un sector que cuenta con 5.400 fábricas y más de cuatro millones de trabajadores, la mayoría de ellos mujeres.