Publicado el 09 de may de 2013 7:22 am |

  comentarios

Foto: EFE/MATTEO BAZZI/Archivo

(Roma, 9 de mayo. EFE) – La Fiscalía de Nápoles ha pedido hoy el envío a juicio del líder del Pueblo de la Libertad (PDL) y ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi por el caso del supuesto pago al senador Sergio De Gregorio, para que pasase a su formación e hiciese caer en 2008 al Gobierno de su adversario Romano Prodi.

Los fiscales del caso también han pedido el enjuiciamiento de De Gregorio y del empresario Walter Lavitola, acusado de participar como mediador en el supuesto pago.

Según las investigaciones, existe el delito de corrupción basándose, entre otras cosas, en las declaraciones del mismo senador que aseguró que Belusconi le pago tres millones de euros para pasar de su partido Italia de los Valores al PDL.

Su voto y el de otros senadores que también abandonaron la mayoría produjo la caída del Ejecutivo de Prodi durante una votación en el Senado.

El juez tendrá que fijar la fecha de la audiencia preliminar para examinar si existen las condiciones

Ahora el juez instructor tendrá que fijar la fecha de la audiencia preliminar para examinar si existen las condiciones para el envío a juicio.

Hace algunos meses, los fiscales habían pedido el enjuiciamiento rápido de Berlusconi al considerar que tenían las pruebas necesarias, pero la jueza de instrucción Marina Cimma rechazó esta petición y les instó a terminar las pesquisas.

La decisión de los fiscales de Nápoles llega después de que ayer el Tribunal de Apelación de Milán confirmara a Berlusconi la condena a cuatro años de cárcel (que quedarían en uno con la ley del indulto) y la pena de inhabilitación durante cinco años para el desempeño de cargos públicos por un delito de fraude fiscal en el llamado caso Mediaset.

El ex primer ministro tiene además pendientes el juicio por el caso “Ruby”, en el que está acusado de incitación a la prostitución de menores y abuso de poder, y en el que los fiscales sostienen que Berlusconi, de 76 años, mantuvo relaciones sexuales con la joven marroquí Ruby El Marough.

Así como también fue condenado a un año de cárcel por un tribunal de Milán por violación del secreto de sumario en el caso Unipol, al publicar ilegalmente escuchas telefónicas en el diario “Il Giornale”, propiedad de su hermano Paolo. EFE