Publicado el 09 de may de 2013 10:00 am |

  comentarios

Foto: AP / Archivo

(Rabat, 9 de mayo. EFE).- Dos homosexuales marroquíes han sido condenados a tres años de cárcel y sendas multas de 1.000 dirhams (90 euros), máximo castigo previsto en el Código Penal marroquí por practicar la homosexualidad.

El veredicto fue pronunciado el pasado lunes en la ciudad de Suk al Arbaa, unos 100 kilómetros al norte de Rabat, al quedar probado que los dos hombres, ambos casados, habían mantenido una relación continuada durante diez años, según relata hoy el diario Al Ajbar.
 

La denuncia fue planteada porque uno de los hombres quería romper su relación con el otro

La relación entre ambos fue descubierta cuando uno de ellos presentó ante la Gendarmería Real (policía rural) una denuncia contra el segundo, acusándolo de haberlo violado mientras dormía; al ser convocado, el segundo aseguró que llevaban diez años de relación consentida, y el primero se vio obligado a admitirlo.

La denuncia fue planteada porque uno de los hombres quería romper su relación con el otro, al considerarse acosado por el segundo, que por el contrario exigía estrechar sus vínculos.

Según el diario, las esposas de los dos procesados se han unido a la acusación, solicitando la máxima pena para sus maridos; una de ellas explicó a un gendarme que no habría actuado así si la hubiera engañado con otra mujer, pero no con un hombre.

La homosexualidad está expresamente prohibida por el Código Penal marroquí, y de hecho actualmente se está celebrando otro juicio en la ciudad de Temara (en la periferia de Rabat) contra dos jóvenes encontrados “en flagrante delito” dentro del vehículo de uno de ellos.