Publicado el 15 de may de 2013 7:02 pm |

  comentarios

Foto: Archivo / EFE / Roberto Escobar

(Washington, 15 de mayo – EFE).- La secretaria de Estado adjunta de EE UU para Latinoamérica, Roberta Jacobson, dijo hoy que espera que el informe elaborado por la OEA sobre las drogas “ilumine el debate” y permita tener una “buena conversación” al respecto en la Asamblea General de ese organismo que se celebrará en junio en Guatemala.

El objetivo de ese informe, que se hará público durante un acto en la Organización de Estados Americanos (OEA) el próximo lunes, “ha sido tratar de educarnos a todos en las cosas que se han probado, las que han funcionado y las que no” en la lucha contra las drogas, argumentó Jacobson en un encuentro con la prensa extranjera en Washington.

“Espero que (el informe) sea positivo para ayudarnos a tener un debate realmente bueno sobre el tema, que es lo que esperamos en Guatemala”, agregó Jacobson.

A su juicio, las “amenazas” de la delincuencia, el abuso de las drogas, la corrupción y el debilitamiento de las instituciones que puede traer consigo “son similares para todos nosotros”.

Jacobson puso como ejemplo el debate “muy cortés y respetuoso” sobre la lucha antidrogas que el presidente de EE UU, Barack Obama, tuvo con los mandatarios centroamericanos durante su visita a Costa Rica a comienzos de mayo.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, entregará el próximo viernes en Colombia y Panamá el estudio sobre drogas encargado por los presidentes del continente en abril de 2012.

El estudio consta de dos partes: una analítica escrita por el propio Insulza y un documento técnico que delinea una serie de escenarios y opciones para la estrategia antidrogas en los próximos años.

Jacobson y el principal asesor de Obama para Latinoamérica, Ricardo Zúñiga, también hablaron con los periodistas de las relaciones con la región, en vísperas de que el vicepresidente Joe Biden viaje a finales de mayo a Brasil y Colombia y de que los presidentes de Chile y Perú visiten la Casa Blanca en junio.

“Nuestro enfoque es ser pragmáticos” en la relación con todos los países, incluso con aquellos como Bolivia y Venezuela “con los que actualmente no tenemos la mejor relación”, afirmó Jacobson.

Las “viejas divisiones ideológicas (…) francamente carecen de sentido” y “no son útiles”, añadió.

Por ello, “avanzamos más con líderes que son igualmente pragmáticos y con quienes se puede hablar de hacer cosas que son de interés mutuo”, prosiguió la subsecretaria.

Según Zúñiga, Estados Unidos ve a Latinoamérica como “un área de oportunidad” en la que existe “un importante interés económico”.

De hecho, los dos mandatarios latinoamericanos a los que recibirá Obama en junio en la Casa Blanca son de dos países, Chile y Perú, que participan junto con EE.UU. en las negociaciones para el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP, por su sigla en inglés).