Publicado el 18 de may de 2013 7:12 am |

  comentarios

Foto: AFP

(Ciudad del Vaticano, 18 de mayo. (EFE).- La protección de los derechos humanos, las persecuciones contra los cristianos y la situación socio-política, económica y religiosa en Europa y el mundo fueron algunos de los temas abordados hoy por el papa Francisco y la canciller alemana Angela Merkel.

El papa Francisco recibió hoy en audiencia privada a la canciller alemana, Angela Merkel, en la sala de la biblioteca del Palacio Apostólico

El papa y la canciller alemana, de confesión luterana, hablaron también de Europa y de “su comunidad de valores y su responsabilidad en el mundo“, y se pidió “el compromiso de todos los componentes civiles y religiosos en pro de la dignidad de la persona”, según refiere la sala de prensa vaticana.

Durante las conversación “cordial” entre la canciller alemana y el papa, “se recordó la larga historia de las relaciones entre la Santa Sede y Alemania” y se centraron en cuestiones de interés común, como la situación socio-política, económica y religiosa en Europa y el mundo.

En particular, se abordó “la protección de los derechos humanos, la persecución de los cristianos, la libertad religiosa y la cooperación internacional para la promoción de la paz”.

Tras el coloquio, de unos 45 minutos de duración, Merkel regaló al papa tres volúmenes del poeta Friedrich Holderlin, en una edición original de 1905, un autor que es uno de los preferidos del papa según aseguró él mismo en una de sus últimas intervenciones.

Otro regalo de la mandataria alemana fue una colección de cd de música clásica del director de orquesta Wilhelm Furtwangler

“No sé si tendrá tiempo de escucharlo”, dijo la canciller al pontífice.

Por su parte, Francisco entregó a la canciller una medalla de la Sede Vacante, el periodo que se abrió desde la renuncia de Ratzinger el 28 de febrero hasta su elección como papa el 13 de marzo.

Durante su viaje a Italia, Merkel comentó a los periodistas que tanto Jorge Mario Bergoglio como ella han vivido en dictaduras y aseguró que “devoró” el libro-entrevista del papa, publicado la semana pasada en Alemania.

Merkel se mostró convencida de la bondad de la actitud de Bergoglio, entonces superior provincial de la Compañía de Jesús, con respecto al asunto de los jesuitas que fueron arrestados y torturados en los años 70 en el régimen de Videla, un asunto por el que fue acusado de no haberlos defendido.

Merkel llegó a Italia con una delegación de 15 personas y tras la audiencia con el papa regresó a Alemania.

Es la segunda vez que Merkel se encuentra con el papa pues acudió al Vaticano el pasado 19 de marzo para asistir a la misa de inicio de pontificado del sucesor de Joseph Ratzinger, quien renunció al papado el 28 de febrero.

Foto:EFE
Foto:EFE
Foto:EFE
Foto:EFE
Foto:EFE