Publicado el 02 de jun de 2013 9:01 am |

  comentarios

Foto: Noticias24/ archivo.

(Tegucigalpa, 2 jun EFE).- Las acciones del crimen organizado, el narcotráfico, los Gobiernos autoritarios y la impunidad, son las mayores amenazas a la libertad de expresión en Latinoamérica, advirtió el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Jaime Mantilla.

“Ahora más que nunca el narcotráfico y el crimen organizado atentan contra la libertad de expresión, asesinando y amenazando periodistas”, dijo Mantilla en una entrevista con Efe en Tegucigalpa.

La escalada de violencia que en los últimos años se ha registrado en algunos países latinoamericanos debido a la presión de los cárteles de la droga, según el presidente de la SIP, ha afectado el día a día de muchos de los periodistas que trabajan en estas zonas.

Mantilla encabezó una misión de la SIP que el pasado miércoles concluyó una visita de tres días a Honduras, donde analizó la situación de la libertad de expresión en el país, cuyo presidente, Porfirio Lobo, en los últimos meses ha protagonizado enfrentamientos con algunos medios locales de prensa.

“Ahora más que nunca el narcotráfico y el crimen organizado atentan contra la libertad de expresión, asesinando y amenazando periodistas”.

Lobo incluso promueve una reforma a la Ley Marco de Telecomunicaciones, rechazada por ejecutivos de medios y periodistas por considerar que el mandatario pretende atentar contra la libertad de expresión.

El presidente de la SIP también expresó su “preocupación” por la impunidad que prevalece en los casos de crímenes contra periodistas en Latinoamérica e instó a los gobiernos a “solucionar esa situación”.

Al menos 74 comunicadores han sido asesinados en Latinoamérica entre 2010 y 2012, según cifras de la red Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión en América Latina y el Caribe.

Solo en Honduras, según Mantilla, 21 periodistas fueron asesinados entre 2010 y 2012, mientras que los organismos locales defensores de los derechos humanos registran 35 víctimas mortales vinculadas con los medios de comunicación.

El presidente de la SIP dijo que los “pocos avances” en la investigación de crímenes contra comunicadores generan mayor impunidad y alientan a los criminales a seguir delinquiendo.

“Los Estados son los responsables de garantizar la seguridad y libertad de expresión, muchos gobiernos no cumplen con sus atribuciones constitucionales”, cuestionó.

Por otro lado, el máximo responsable de la SIP alertó de las “actitudes de Gobiernos autoritarios” que promueven leyes que restringen la libertad de prensa.

“A través de leyes buscan mecanismos legales para restringir no solo el derecho a informar, sino el de las sociedades a recibir información”, cuestionó.

“A través de leyes buscan mecanismos legales para restringir no solo el derecho a informar, sino el de las sociedades a recibir información”.

Mantilla aseguró que pese a que todos los países de la región, “menos Cuba”, tienen Gobiernos elegidos democráticamente, en naciones como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina y Nicaragua los jefes de Estado tienen injerencia directa en los medios de comunicación.

El presidente de la SIP indicó además que en Latinoamérica existen “graves problemas” de libertad de expresión, debido a que los “poderosos no aceptan que haya quien les pueda contar la verdadera historia que ellos quieren ocultar”.

La situación de la libertad de expresión y de prensa en la región “es complicada” y para hacerle frente se necesita, según Mantilla, “mucha tranquilidad y reconocer que para una democracia libre son fundamentales esas libertades”.

El titular de la SIP también consideró que la sociedad civil latinoamericana debe comprender que la libertad de expresión es un “derecho universal” por el que no solo los periodistas deben luchar.