Publicado el 05 de jun de 2013 8:03 am |

  comentarios

Foto: REUTERS/Juan Medina/ Archivo

(Madrid, 5 de junio. AFP) – El exentrenador del Real Madrid Jose Mourinho, designado el lunes como nuevo técnico del Chelsea inglés, arregló cuentas en la noche del martes al miércoles con dos de sus exprotegidos del club blanco, los portugueses Cristiano Ronaldo y Pepe.

“Cristiano ha hecho tres temporadas fantásticas (…) He tenido un único problema con él, muy simple, muy básico, y es criticarle desde el punto de vista táctico, intentando mejorar lo que en mi entender podía ser mejorado, y él no lo aceptó muy bien porque piensa que a lo mejor lo sabe todo y el entrenador no le puede ayudar a crecer más”, comentó ‘Mou’ sobre la estrella del equipo blanco en el programa de televisión ‘Punto Pelota’, de la cadena Intereconomía.

Pero el Balón de Oro de 2008 no fue el único que recibió los ‘dardos’ del entrenador, ya que también lo hizo el defensa Pepe, al que relegó al banquillo a lo largo de esta temporada ante la progresión del joven francés Raphael Varane.

Ha empezado a jugar un niño con 10, 12 o 13 años menos que él, pero un niño que, en mi opinión otra vez, en mi visión de la situación, ha merecido jugar, y pienso que él no ha asimilado ni aceptado bien esa situación”, dijo Mourinho sobre esa decisión de titularizar a Varane.

La única cosa que puedo decir es que ha estado con más de un pie fuera del Madrid y yo lo he traído para dentro, le he proporcionado y he luchado por un contrato adecuado a un jugador que considero fantástico y que ha estado fuera del equipo bastante tiempo por lesión”, subrayó.

Sobre el balance que hace de estos tres años en el Real Madrid, donde su balance de títulos importantes se limita a una Liga (2012) y una Copa del Rey (2011), Mourinho dijo que no se arrepiente de la experiencia.

“Si me preguntas si hubiera venido de haber sabido lo que ha pasado estos tres años, habría venido. Sin haber venido no podría decir nunca que he ganado las tres Ligas más importantes del mundo del fútbol”, sentenció.