Publicado el 07 de jun de 2013 6:28 pm |

  comentarios

Foto: Aztecanoticias

(México, 7 junio. EFE) El presidente de México, Enrique Peña Nieto, insistió hoy en la necesidad de modernizar y transformar la petrolera Pemex, que se mantendrá como empresa pública pero que tendrá que adaptarse para hacer frente a una “competencia feroz”.

“Si queremos superar los desafíos del siglo XXI no podemos seguir operando con esquemas y procedimientos del siglo pasado”, afirmó Peña Nieto al conmemorarse hoy el 75 aniversario de la compañía, en el acto de abanderamiento de cuatro buques-tanque.

La empresa que tiene unos 160.000 empleados

Peña Nieto dio su mensaje en el puerto occidental de Mazatlán, arropado por trabajadores de la empresa que lo interrumpieron varias veces con lemas a favor de su sindicato y de la empresa, que tiene unos 160.000 empleados.

Necesitamos un nuevo Pemex para liberar el gran potencial económico y social de nuestro país”, agregó el gobernante, que pidió que la empresa se convierta en un “ejemplo nacional de productividad e eficiencia”.

Pemex, el quinto productor mundial de crudo, mantiene el monopolio de la explotación de hidrocarburos y de la distribución de gasolinas. Genera el 40 por ciento de los ingresos del fisco mexicano, al que aporta el 70 por ciento de sus ventas.

Peña Nieto señaló que la empresa pública “necesita fortalecerse y modernizarse” con “celeridad” para hacer frente a los desafíos del mundo moderno y “seguir siendo un motor de desarrollo del país”.

Enumeró varios retos a los que debe hacer frente la compañía, entre ellos el de mejorar “su modelo de eficiencia, transparencia y rendición de cuentas” a fin de que la toma de decisiones tenga en cuenta “la competencia feroz que se da en el orden global”.

También pidió “liberar su potencial de inversiones e innovación”, que se afiance como una generadora de otras industrias y que promueva la sustentabilidad medioambiental, todo ello para lograr una industria petrolera “renovada, moderna y más sustentable”.

“Si movemos y transformamos a Pemex, vamos a mover y transformar a México”, agregó el gobernante, quien también reiteró que la empresa pública “es y seguirá siendo patrimonio fundamental de todos los mexicanos”.

“La nación seguirá ejerciendo plena soberanía sobre la producción, el control y la explotación de nuestros hidrocarburos”, añadió, un principio que recordó está recogido en la Constitución.

Políticos de izquierda alertaron recientemente sobre supuestas intenciones del Gobierno de Peña Nieto de privatizar parte del capital de Pemex, posibilidad que periódicamente niegan las autoridades mexicanas.

“Pemex no se vende ni se privatiza”, reiteró Peña Nieto en su mensaje.

La empresa fue creada el 7 de junio de 1938, varios meses después de que el entonces presidente mexicano, Lázaro Cárdenas, expropiara el 18 de marzo de ese año los bienes de las compañías petroleras que entonces operaban en el país.

La empresa fue creada el 7 de junio de 1938

El año pasado tuvo una producción promedio de crudo de 2,55 millones de barriles diarios. Sus reservas 3P (probadas, probables y posibles) totalizaron 44.130 millones de barriles de petróleo crudo equivalente al cierre del primer trimestre de este año.

Entre enero y marzo pasados, Pemex registró pérdidas netas de 4.400 millones de pesos (363 millones de dólares), frente a un beneficio de 40.397 millones de pesos (casi 3.340 millones de dólares) anotados en el primer trimestre de 2012.

El futuro papel de Pemex depende de una reforma del sector energético que presentará en los próximos meses el Gobierno al Parlamento, que se suma a otras reformas que viene impulsando Peña Nieto desde que asumió el poder, el pasado 1 de diciembre.