Publicado el 12 de jun de 2013 4:55 pm |

  comentarios

(Washington, 12 de junio. AFP) – Un cuarto implicado en una red de sobornos y robos de millones de dólares del venezolano Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) fue arrestado y acusado de lavado de dinero y corrupción por una corte estadounidense, informó este miércoles el Departamento de Justicia.

Ernesto Lujan, de 50 años, fue detenido este martes en su domicilio de Florida y presentado en una corte federal en ese estado.

“Con sus supuestos cómplices, tres de los cuales fueron arrestados hace un mes, (Lujan) se embolsó millones (de dólares) de un supuesto plan ejecutado a través de sobornos a una funcionaria del gobierno venezolano y a través de lavado de dinero“, explicó Preet Bharara, fiscal del distrito sur de Nueva York, citado en el comunicado de prensa.

Bharara se refería a María de los Angeles Gónzalez, que fungía como gerente ejecutiva de Finanzas y Administración de Fondos del estatal Bandes, y los corredores de bolsa Tomás Alberto Clarke y José Alejandro Hurtado. Los tres fueron detenidos en mayo y acusados de corrupción.

Ernesto Lujan, de 50 años, fue detenido este martes en su domicilio de Florida

En 2008, Lujan, Clarke y Hurtado, que pertenecían a la firma Broker-Dealer, con sede en Nueva York, abrieron una empresa denominada Global Markets que ofrecía trabajos de corretaje a empresas y clientes institucionales.

Los tres corredores llegaron a un acuerdo con la ejecutiva de Bandes para representar sus intereses en el mercado estadounidense.

Entre abril de 2009 y junio de 2010, los tres idearon un sistema de pagos fraudulentos, mediante el cual González les entregaba fondos de Bandes para operaciones que en realidad servían para desviar el dinero a cuentas en Suiza y en Miami.

Global Markets llegó a tener un volumen de negocios de más de 60 millones de dólares solamente gracias a Bandes.

Entre las operaciones detectadas por el FBI estadounidense estaba la compraventa de bonos de Bandes, comprándolos y revendiéndolos el mismo día a la entidad, una operación que aportaba grandes comisiones a los dos mediadores, que luego compartían esas ganancias con González.

Lujan enfrenta cargos de corrupción y lavado de dinero, y de ser condenado enfrenta penas de prisión de más de 20 años.