Macabro “quemadito”: comercializan en México un video de linchamiento de tres supuestos asesinos

(San Cristóbal de Las Casas, México, 12 de junio – EFE).- Autoridades del suroriental estado mexicano de Chiapas iniciaron una investigación por incitación o apología del delito en conexión con la venta de un video que muestra el linchamiento de tres hombres, informó hoy la Fiscalía estatal.

La Procuraduría de Justicia (fiscalía) del estado indicó en un comunicado que los individuos linchados fueron identificados como Domingo Gómez Castellanos, Diego Girón Méndez y Miguel López Lunes, quienes supuestamente abusaron de la indígena Fidencia Santiz López y después la asesinaron.

La institución condenó los hechos y exhortó a la ciudadanía a no adquirir los videos “con la finalidad de no hacer apología del delito”.

Precisó que el 5 de junio pasado agentes policiacos encontraron los cadáveres de la mujer y de uno de los sujetos, mientras que los otros dos fueron trasladados a un hospital donde murieron un día después.

El fiscal de Chiapas, Raciel López Salazar, informó que solicitó a la compañía YouTube que deje de exhibir en su sitio web el vídeo del linchamiento de los tres indígenas de la población de San Juan Chamula, porque es material “prohibido” y “no abona en nada a las investigaciones”.

Señaló que se realizan operaciones para evitar que continúe la venta del vídeo en mercados públicos y se realiza una investigación por la difusión de las imágenes del linchamiento ocurrido en la comunidad Las Ollas el 5 de junio.

Quienes comercializan el video “probablemente no tienen un conocimiento real de que es un delito tipificado en la ley como incitación o apología del delito, y están viendo nada más su interés económico”, dijo el fiscal.

Explicó que se investiga tanto el linchamiento como el asesinato de la mujer para dar con los responsables “y las comunidades están colaborando”.

“Se va a castigar a los responsables que aparecen en el video; se van a identificar plenamente”, aseguró.

En tanto, en el mercado público de San Cristóbal de Las Casas se exhibe el vídeo de tres minutos y medio en un local de venta de DVD caseros, muchos con pornografía, en cuya entrada se instaló una televisión y una bocina para publicitarlo mientras un niño de 11 o 12 años grita “¡Llévelo, llévelo, a 10 pesos! ¿Lo va a llevar?”.

Jóvenes, mujeres, niños de diversas edades y vendedores ambulantes observaban atentos la pantalla, y los conductores de vehículos se detenían atraídos por las imágenes de las llamaradas y el sonido original que refleja la ira de hombres y mujeres contra los presuntos violadores y asesinos.

La grabación muestra a los sujetos atados de pies y manos, con cuerpo y rostro ensangrentados, que ruegan en español y en tzotzil que los dejen ir, mientras otros gritan que les empapen de gasolina.

En el forro del disco con el título “Quemaron vivos a violadores” se relata que la comunidad descubrió a los sujetos cuando pretendían deshacerse del cuerpo de la mujer luego de violarla y asesinarla. En todo momento aparecen decenas de manos con teléfonos móviles grabando las escenas.

Antes de ser atado al árbol uno de los acusados pide que llegue el “mayol” o autoridad tradicional, y que llamen a su hermano Mario.

“Yo simplemente vine a tomar acá, por favor, échenme la mano, somos hombres, todos somos iguales, yo no la maté”, afirma.

La siguiente imagen es el cuerpo ardiendo atado a un árbol y se escucha la voz en tzotzil de una mujer que, de acuerdo con la traducción para Efe que hizo una habitante de la zona, dice como si se tratara de una parrillada: “Ya está lista la comida, vamos a ir por la tortilla”.

Otra indígena narra un intento de agresión que sufrió de un hombre y comenta: “Está bueno que acaben así“.