Publicado el 13 de jun de 2013 2:26 pm |

  comentarios

Foto: AP Photo/Archivo

(Caracas, 13 de Junio – Noticias24).- Un tribunal argentino condenó al expresidente Carlos Menem a 7 años de prisión, por su responsabilidad en el contrabando de armas a Croacia y a Ecuador durante su gobierno (1989/99).

“Se impondrá siete años de prisión de cumplimiento efectivo”, dijo el presidente del Tribunal durante la lectura del fallo.

Carlos Menem con la sentencia emanada por el tribunal se convierte en el primer jefe de Estado elegido democráticamente en Argentina en ser condenado por la justicia, por el delito de tráfico de armamento en violación a embargos internacionales, que pesaban en ese entonces (1989/99), sobre Ecuador y Croacia, ambos involucrados en conflictos armados.

Menem, actual senador de 82 años, no estuvo, por razones de salud, en la sala del tribunal que lo condenó a siete años de prisión, juzgado que además pidió el fin de su inmunidad para que pueda cumplir la condena, puesto que su cargo como Senador tiene un mandato hasta el 2017.

Su actividad en el Congreso ha sido mínima, en el 2012 presentó solo dos proyectos, uno de ellos reclamando que se evalúe la posibilidad de otorgar un subsidio a la escuela argentina de tae kwondo.

En el 2001 estuvo en prisión domiciliaria por el mismo delito

Menem estuvo en prisión domiciliaria (preventiva) en 2001, por el mismo delito por el que fue condenado este jueves, pero salió en libertad semanas después por decisión de la entonces Corte Suprema de Justicia, una aliada inestimable para el exmandatario.

Pese a las denuncias de corrupción que existían en su contra, Menem ganó la primera vuelta electoral en 2003 con el 24% de los votos, contra 22% de Néstor Kirchner, pero no se presentó a la segunda vuelta electoral, porque temía un alud de votos para su rival, quien finalmente asumió el poder hasta 2007.

Entre los juicios a los que fue sometido Menem, resaltn uno por encubrimiento por el atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, que dejó 85 muertos, así como el muy sonado caso de tráfico de armas, por el que fue sentenciado, finalmente.

En los 90, época de su apogeo, Menem fue artífice de un modo de socializar bautizado como ‘pizza con champagne’, una mezcla entre ordinario y nuevo rico que rechazaba la austeridad y exhibía un ostentoso estilo de vida.

Sin embargo, durante su década de mandato dejó una profunda huella en Argentina por haber aplicado a rajatabla las políticas neoliberales en boga en los ’90 que le valieron el aplauso del Fondo Monetario Internacional, contrarias a la doctrina clásica del peronismo, su partido de gobierno.

Así fue como privatizó la gran mayoría de las empresas públicas, hoy vueltas a reestatizar por otro gobierno peronista, y dispuso un tipo de cambio en paridad con el dólar, un esquema que explotó en 2001 generando la peor crisis económica en la historia del país.

Con información de AFP