Publicado el 18 de jun de 2013 4:14 pm |

  comentarios

Foto: REUTERS/Shannon Stapleton/ Archivo

(Caracas, 18 de junio. Noticias24).- En una nueva señal de buena voluntad del gobierno de Obama hacia Cuba, desde el mes de julio se reactivaran los diálogos en materia migratoria, buscando mejorar las relaciones entre ambos países, congeladas desde 2009 con el arresto de un contratista norteamericano en La Habana.

El pasado lunes ya se había hecho el anuncio de la reactivación del diálogo para reactivar el servicio de correo entre ambos países, una medida de menor importancia y menos susceptible a críticas por parte de los opositores a mejorar la relación entre EE UU y la isla.

Según El Nuevo Herald, los diálogos se reanudarían el próximo 17 de julio. A continuación la información completa del diario norteamericano:

Los Estados Unidos y Cuba reactivarán sus diálogos migratorios en julio, en la segunda señal en los últimos días de que el Presidente Barack Obama busca mejorar significativamente las relaciones bilaterales, congeladas por el encarcelamiento de un contratista estadounidense en La Habana en el 2009.

Los diálogos migratorios son vistos como mucho más importantes y con mayor probabilidad de despertar condenas entre los opositores de mejorar las relaciones con La Habana que el anuncio hecho el lunes de una reactivación del diálogo con Cuba para reestablecer el servicio de correo directo.

Los flujos migratorios entre los dos países están en la palestra desde que La Habana levantara las restricciones de viajes al exterior, el 14 de enero, abriendo la posibilidad de que muchos más cubanos abandonen la isla y se dirijan a los Estados Unidos -legal o ilegalmente.

Los diálogos migratorios están programados para el 17 de julio en Washington, con la participación de funcionarios del Departamento de Estado y del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, según confirmaron fuentes bien informadas a El Nuevo Herald.

Al ser consultado, el Departamento de Estado dijo que no tenía comentarios sobre esta noticia.

El gobierno del presidente George W. Bush suspendió los diálogos migratorios con Cuba -que ocurrían usualmente dos veces al año- en el 2003, bajo quejas de que Habana ignoraba los temas de interés para Washington.

La administración de Obama accedió a retormarlos en el 2009. Un despacho diplomático de los Estados Unidos, publicado por Wikileaks, indicó en ese momento que La Habana probablemente utilizaría los diálogos para atacar la política de pies secos/ pies mojados, que le permite a los cubanos que pisan territorio estadounidense quedarse en el país.

Cuba ha criticado la política por muchos años, argumentando que es un estímulo para que sus ciudadanos abandonen ilegalmente la isla.

Los diálogos fueron suspendidos otra vez después de que Alan P. Gross, un subcontratista de la Agencia Internacional para el Desarrollo USAID , fue detenido en La Habana a fines del 2009. Gross fue condenado a 15 años de cárcel bajo cargos de entregar equipos sofisticados de telecomunicaciones a grupos judíos en la isla.

USAID mantiene que su ayuda esta dirigida a promover la democracia, pero Cuba alega que esos programas son parte de los esfuerzos de Washington por socavar el régimen comunista.

Con información de El Nuevo Herald