Publicado el 23 de jun de 2013 10:56 am |

  comentarios

(Brasilia, 23 de junio.AP) — Indígenas brasileños secuestraron a tres biólogos que estudiaban la flora y fauna de una región de la Amazonia brasileña para la instalación de una planta hidroeléctrica, informó el domingo la empresa pública Eletrobras.

Un comunicado de la empresa de capital abierto controlada por el gobierno brasileño informó que los biólogos Djalma Nóbrega, especialista en mamíferos, y Luiz Peixoto y José Guimaraes, expertos en peces, fueron raptados en la localidad de Mamae-Ana, en la zona del río Tapajos y trasladados a la localidad vecina de Jacareacanga, en el estado amazónico de Pará.

Según la empresa, también fueron aprehendidas cámaras fotográficas y computadoras con los registros de la expedición, junto con material recogido por el equipo, que consideró esenciales para conocer la flora y fauna de la región.

“El secuestro se dio en momentos de disputa entre grupos indígenas de la región de Altamira”

“Los biólogos estaban en la región de Tapajós realizando estudios de flora y fauna para el licenciamiento socioambiental del posible proyecto hidroeléctrico de Jatobá. Tales estudios son una exigencia legal. Ninguno de los lugares visitados por los investigadores son territorio indígena”, aseguró Eletrobras en un comunicado.

El secuestro se dio en momentos de disputa entre grupos indígenas de la región de Altamira, también en el estado de Pará, por el proyecto hidroeléctrico de Belo Monte, que será la tercera mayor planta de su tipo en el mundo, con una capacidad de 11.000 megavatios por año.

Sucesivas ocupaciones del sitio de la obra de Belo Monte, sobre el amazónico río Xingu, han provocado atrasos en el avance de la obra, considerada por el gobierno como crucial para el abastecimiento energético futuro del país.