Publicado el 23 de jun de 2013 5:34 pm |

  comentarios

Foto: Reuters

(Caracas, 23 de junio – Noticias24) El pasado 11 de junio, apenas unos días después de que el periódico “The Guardian” revelara una estrategia de “gran hermano” en Estados Unidos, Julian Assange ya le recomendaba a Snowden que mirara hacia América Latina, algo que al parecer siguió al pie de la letra, desatando un torbellino de rumores y noticias que están lejos de terminar.

Video: CNN

América Latina se ha convertido en el paraíso para casos como los de Assange y Snowden, quien desde este domingo se rumoraba habría viajado rumbo a Caracas como destino final. A pesar de la noticia, se conoció posteriormente que su destino sería Ecuador, el mismo país que le da asilo a través de su Embajada en el Reino Unido a otro de los más buscados: Julian Assange.

Hace un año el fundador de Wikileaks, uno de los casos de filtraciones más polémicos en los últimos tiempos, buscó asilo en la Embajada de Ecuador en Londres para convertirlo en su casa mientras resuelve su caso. El periodista australiano, de 41 años, también es buscado por el gobierno de Estados Unidos por difundir miles de documentos secretos del Departamento de Estado, que revelaron información de la guerra contra Iraq y Afganistán.

Es tal vez por esto que Assange se ha convertido en casi un tutor para Snowden, quien ha sido guiado en el proceder por el creador de Wikileaks.

Snowden, quien tiene 30 años, admitió en entrevistas que él era la fuente detrás de la filtración de documentos clasificados sobre los programas de vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Esas filtraciones fueron la base de los informes de este mes en el diario británico The Guardian y The Washington Post.

Ahora, el “topo” más buscado de Estados Unidos se refugia en América Latina, un continente que para Assange “ha demostrado en los últimos 10 años que ha avanzado en derechos humanos”. Así lo dijo en una entrevista a Anderson Cooper, ancla de CNN, donde también agregó que “hay una larga tradición de asilo”.

Y de hecho, Assange no deja de tener razón. En todo el continente hay casos de asilo más que sonados. Uno que tiene que ver directamente con Venezuela, por ejemplo, es el de Pedro Carmona Estanga quien ahora reside en Colombia. Según cita el diario ABC, “en Brasil el caso más polémico en los últimos tiempos ha sido el del italiano Cesare Battisti, ex activista de un grupo ligado a las Brigadas Rojas, que fue condenado en su país por cuatro asesinatos y recibió el estatus de “asilado político” en 2010″.

Lo que se ha convertido en una tierra prometida para evitar las consecuencias de los actos cometidos por Assange y Snowden, solo deja prever que la tensión bilateral entre Ecuador y Estados Unidos se intensificará. Esto sin mencionar las críticas por parte de los medios del propio país, quienes en diferentes oportunidades han denunciado falta de libertad de prensa, mientras se refugia a quienes dicen que su principal motivación fue justamente esa, la libertad de expresión.


Por: Ana Vanessa Herrero / Departamento de Investigación / Noticias24