Publicado el 26 de jun de 2013 9:18 am |

  comentarios

Foto: EFE / José Jácome / Archivo

(Quito, 26 de junio. EFE) - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que el extécnico de la CIA Edward Snowden, que solicitó asilo a esta nación andina, denunció “terribles cosas” que se hacían “contra el pueblo norteamericano y el mundo entero”.

Correa reaccionó así en su cuenta de Twitter a un editorial del Washington Post, titulado “Caso Snowden destaca doble rasero de Ecuador”.

En ese texto, el diario estadounidense señala que tener a Snowden supuestamente permitiría a Correa reemplazar al fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como el “principal demagogo antiestadounidense del hemisferio”.

“La caretucada (descaro) del siglo: Washington Post ‘acusa’ a Ecuador de doble estándar. ¡Vaya descaro! ¿Se dan cuenta del poder de la prensa internacional?“, dice Correa en su cuenta de la red social.

“Han logrado centrar la atención en Snowden y en los ‘malvados’ países que lo ‘apoyan’, haciéndonos olvidar las terribles cosas que denunció contra el pueblo norteamericano y el mundo entero. ‘El orden mundial no sólo es injusto, es inmoral’”, añadió Correa.

El Gobierno de Ecuador dijo ayer que esperaba una información por escrito de Estados Unidos sobre la situación legal de Snowden, quien solicitó asilo el pasado domingo a Quito tras revelar programas secretos de espionaje telefónico y por internet.

El portal informativo del Gobierno ecuatoriano, El Ciudadano, apuntó el martes que el canciller, Ricardo Patiño, quien se encuentra en Asia, indicó que EE UU aún no había enviado ninguna comunicación escrita sobre la situación de Snowden.

Según Patiño, las comunicaciones de su país con Washington sobre este caso habían sido hasta entonces verbales y por ello apuntó que había dispuesto que se solicite a las autoridades estadounidenses un pronunciamiento por escrito para analizarlo conjuntamente con el pedido de asilo de Snowden.

El extécnico de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Agencia de Seguridad Nacional (SNA) sacudió a EE UU con sus revelaciones sobre programas de espionaje telefónico e informático emprendidos por el Gobierno estadounidense.

La justicia estadounidense ha solicitado la extradición de Snowden para procesarle por haber filtrado información confidencial y haber violado una ley de espionaje.

El acusado, por su parte, ha asegurado en su petición de asilo a Ecuador que su vida corre peligro si llegase a ser repatriado a Estados Unidos.

Snowden, según dijo ayer el presidente ruso, Vladimir Putin, se encontraba en una zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, y no será extraditado, al no existir tratado de extradición con EE.UU.

Mientras, el Gobierno ecuatoriano analiza la petición de asilo de Snowden, quien podría seguir el camino del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado desde hace un año en la embajada ecuatoriana en Londres y se halla a la espera de que Reino Unido le entregue un salvoconducto con el cual poder salir de ese país.

Las autoridades británicas han ratificado que tienen la orden de detener a Assange para entregarle a la justicia de Suecia, donde es requerido por denuncias de supuestos delitos sexuales, que él niega.

También Assange ha expresado su temor de que si, eventualmente, es trasladado a Suecia, ese país podría extraditarle a EE.UU. donde podría enfrentar cargos penales y condenas de cadena perpetua o pena de muerte.

El fundador de WikiLeaks señaló el lunes pasado que Snowden recibió del Gobierno de Ecuador un documento de refugiado para poder viajar, dado que Estados Unidos ha revocado su pasaporte.