Publicado el 26 de jun de 2013 11:09 am |

  comentarios

Video: AP / 26 de junio de 2013

(Caracas, 26 de junio. Noticias24) – Este miércoles se presentó una victoria para todas las personas que luchan por la igualdad de las personas homosexuales en EE UU, al ser declarada como inconstitucional la Ley de Defensa del Matrimonio (Doma, por su sigla en inglés) aprobada durante la presidencia de Bill Clinton

La Doma definía al matrimonio como “la unión entre un hombre y una mujer” y fue declarada inconstitucional en una ajustada votación.

El juez Anthony Kennedy señaló en un fallo que: “El estatuto federal es inválido, y desacredita y perjudica a quienes el Estado, mediante sus leyes de matrimonio, trata de proteger (…) Doma es inconstitucional ya que contradice la igualdad en la libertad de personas que es protegida por la quinta enmienda (de la Constitución)”.

Esta decisión largamente esperada, permite que las parejas homosexuales casadas legalmente en 12 de los 50 estados y en la capital Washington DC, tengan acceso a los mismos beneficios federales que las parejas heterosexuales.

Bill Clinton: el defensor del matrimonio tradicional en el año 1996

Cuando el presidente de Estados Unidos Bill Clinton promulgó en septiembre de 1996 la ley federal que prohibía el reconocimiento del matrimonio entre homosexuales no fue sorpresa para nadie: casi todos los demócratas estaban en la misma línea.

“Sigo en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo. Creo que el matrimonio es una institución que consagra la unión entre un hombre y una mujer”, dijo Clinton en junio de 1996 a la revista gay The Advocate.

En ese momento, ninguno de los 50 estados reconocía todavía el matrimonio gay, pero en plena campaña presidencial, los republicanos decidieron inscribir en la ley federal, de manera preventiva, que sólo el matrimonio entre un hombre y una mujer tenía valor jurídico ante el gobierno federal.

“Si el Congreso vota la ley de defensa del matrimonio, yo la promulgaré”, dijo Clinton, que consideró entonces que “los temas de gays y lesbianas no deberían ser utilizados para destruir nuestra sociedad”.

Según su familia, Clinton quería evitar que el tema se volviera un asunto de campaña electoral.

Diecisiete años más tarde, Bill Clinton hizo su mea culpa. “Fue una época diferente”, escribió en marzo pasado en el Washington Post.

La Ley Federal de Defensa del Matrimonio, conocida como Doma, se aprobó con rapidez, con grandes mayorías en la Cámara de Representantes (342 votos contra 67) y el Senado (85 contra 14).

Todos los senadores republicanos votaron en contra, pero también 31 de los 46 demócratas, entre ellos el actual vicepresidente, Joe Biden.

Diecisiete años más tarde, Bill Clinton hizo su mea culpa. “Fue una época diferente”, escribió en marzo pasado en el Washington Post. “Es hora de derogar la Doma”, argumentó.

Su cambio de posición se hacía eco de la opinión de cientos de demócratas en el país, entre ellos el presidente Barack Obama durante la campaña presidencial de 2012.

En el Congreso, casi todos los demócratas están a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. Incluso en el conservador estado de West Virginia (este), el senador demócrata Jay Rockefeller anunció en marzo su apoyo.

En tiendas republicanas, el consenso empieza a resquebrajarse: tres de los 46 senadores republicanos se declaran ahora a favor “de la igualdad”.

Con información de Agencias.