Publicado el 28 de jun de 2013 2:02 pm |

  comentarios

Foto: AFP PHOTO / SABC

(Johannesburgo, 28 de junio – Noticias24).- El líder anti segregación de Sudáfrica Nelson Mandela presenta una mejoría en su salud mientras se encuentra hospitalizado, dijo el viernes su ex esposa Winnie, antes de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegara al país africano y rindiera homenaje al hombre al que llama su “héroe personal”.

La condición del primer presidente negro de Sudáfrica, un símbolo reverenciado de la reconciliación racial, atrajo la atención mundial desde que el ex mandatario de 94 años fue internado por una infección pulmonar recurrente hace casi tres semanas.

Previamente esta semana, el Gobierno dijo que la frágil condición de Mandela había pasado a estado crítico, pero desde el jueves el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha estado reportando que su salud ha mejorado.

“No soy doctora pero puedo decir que, de cómo estaba hace unos días, hay una gran mejoría”, dijo a periodistas su ex esposa Winnie, afuera de la ex casa de Mandela en el vecindario de Soweto, en Johannesburgo.

Sin embargo, agregó que seguía “clínicamente enfermo”.

Barack Obama llega a Sudáfrica

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó el viernes por la noche a Sudáfrica para una visita histórica a ese país, donde el grave estado de salud del héroe de la lucha contra el apartheid Nelson Mandela mantiene en vilo a la nación.

“En comparación con cómo estaba hace unos días, hay una gran mejoría, aunque clínicamente sigue sin estar bien”, declaró este viernes su exesposa Winnie Madikizela-Mandela, dando un poco de esperanza a los sudafricanos.

El gobierno confirmó por su parte que no está previsto que Obama visite a Mandela, de 94 años, en el hospital de Pretoria donde está ingresado desde el pasado 8 de junio por una recaída de su infección pulmonar.

El gobierno confirmó por su parte que no está previsto que Obama visite a Mandela, de 94 años, en el hospital

“Veremos cómo está la situación cuando aterricemos. No necesito una foto con él. Lo último que quiero es ser inoportuno en momentos de preocupación familiar”, dijo Obama a los periodistas a bordo del avión presidencial. El Air Force One aterrizó en una base militar de Pretoria.

Mientras, este viernes decenas de periodistas de todo el mundo y sudafricanos de todo el país se congregaban frente al Hospital Mediclinic Heart de Pretoria.

“Pensé que tenía que venir a ver lo que pasa y también para dejar un mensaje en el muro [del hospital]. Mandela nos enseñó a perdonar, es nuestro héroe y nuestro padre”, dijo Sikelela Dube, un estudiante de 23 años.

Un periodista fue detenido por hacer volar sobre el hospital un pequeño helicóptero teledirigido que llevaba una cámara.
Al iniciar su gira africana, Obama rindió un vibrante homenaje el jueves en Dakar a aquél que fue, al igual que él, el primer presidente negro de su país y premio Nobel de la Paz en 1993.

Mandela “es un héroe para el mundo”, declaró Obama durante una conferencia de prensa en la capital senegalesa. “Cuando se vaya de este mundo [...] todos sabremos que su legado es uno de los que perdurarán en el tiempo”, añadió.

El legado de Mandela

En Sudáfrica, “el presidente hablará del legado de Nelson Mandela, y esto ocupará gran parte de nuestro tiempo”, declaró el consejero adjunto de seguridad de Estados Unidos, Ben Rhodes.

Obama se entrevistará con el presidente sudafricano, Jacob Zuma, y visitará el célebre barrio de Soweto en Johannesburgo antes de viajar el domingo a Ciudad del Cabo.

El presidente estadounidense visitará también Robben Island, donde Mandela –el detenido más célebre de esta prisión– pasó 18 de los 27 años en los que estuvo preso. Se trata de una nueva etapa simbólica en la gira de Obama, que visitó el jueves la isla de Gorea, frente a Dakar, símbolo de la trata de esclavos.

“Como individuos que aman la libertad, no tenemos problemas con el señor Barack Obama, pero tenemos problemas con el presidente Barack Hussein Obama”

En Robben Island, Mandela pasó varios años picando piedras y respirando el polvo que dañó para siempre sus pulmones.

Activistas propalestinos, opositores al uso de drones estadounidenses, activistas del partido comunista sudafricano y sindicalistas tienen previsto manifestarse durante la visita del presidente de Estados Unidos.

Además, medio centenar de estudiantes musulmanes se reunieron el viernes por la tarde frente a la embajada de Estados Unidos en Pretoria para protestar contra la visita del presidente estadounidense.

“Como individuos que aman la libertad, no tenemos problemas con el señor Barack Obama, pero tenemos problemas con el presidente Barack Hussein Obama” y la “brutal política extranjera” de su gobierno, explicó el imán Syed Sayeed.

A ellos se unieron el viernes por la tarde unos 200 sindicalistas de Cosatu, un sindicato cercano al poder, coreando “abajo el imperialismo estadounidense, abajo el capitalismo”. Muchos de ellos llevaban camisetas en las que se podía leer “No, Obama, usted no puede encarcelar sin un juicio”, en referencia a la prisión de Guantánamo.

Los sudafricanos se preparaban para un desenlace inminente, después de que el presidente Zuma anulara el jueves un viaje a Mozambique tras visitar a Mandela. Sin embargo, sus servicios señalaron una mejoría, confirmada este viernes por su exesposa.

Con información de AFP y Reuters