Publicado el 28 de jun de 2013 9:21 pm |

  comentarios

(Brasilia, 29 de junio – AFP).- Unos 350 médicos marcharon el viernes de noche en Brasilia contra la propuesta del gobierno de llevar a Brasil a miles de facultativos extranjeros para trabajar en los servicios de salud pública.

No necesitamos traer a nadie de fuera, lo que necesitamos es más camas, más medicamentos, una estructura mínima y una carrera médica que atraiga a los profesionales brasileños”, dijo Iran Cardoso, presidente del consejo de médicos del Distrito Federal a la estatal Agencia Brasil.

La manifestación, que llegó hasta el palacio presidencial de Planalto, se realizó en medio de una ola de protestas por mejores servicios públicos, incluida la educación, y contra las multimillonarias inversiones públicas por la Copa del Mundo de 2014.

La idea de llevar miles de médicos extranjeros a Brasil fue planteada por la presidenta Dilma Rousseff para satisfacer la demanda de médicos en recónditas ciudades del interior del país y en las periferias de las grandes metrópolis.

Los manifestantes pidieron que los extranjeros que quieran ejercer en el país deban revalidar sus títulos.

El gobierno ha anunciado también que abrirá 35.000 vacantes para médicos en los servicios de salud y 12.000 cupos para especializaciones en áreas prioritarias.