Fanáticos hicieron arder las redes sociales por la final del partido Brasil-España