Publicado el 03 de jul de 2013 10:33 am |

  comentarios

Foto: /David Mercado / Reuters

(Caracas, 3 de julio. AFP) - El presidente Evo Morales llegó este miércoles a Bolivia desde Moscú, después que Francia, Italia, España y Portugal le prohibieron el uso de sus espacios aéreos temiendo que transportara en su aeronave al prófugo estadounidense Edward Snowden, y demandó a las naciones europeas que se liberen “del imperio norteamericano”.

Unasur se reunirá para analizar el caso – pulse aquí
Vea las fotos de la llegada de Morales a La Paz – pulse aquí
EE UU se lava las manos en el caso del avión de Evo – pulse aquí

Video: Telesur, 03 de julio de 2013

“Algunos países de Europa tienen que liberarse del impero norteamericano, no nos van a asustar porque somos un pueblo que tenemos dignidad y soberanía”, advirtió Morales en un breve discurso en el aeropuerto de la ciudad de El Alto, que sirve a La Paz, donde arribó tras 17 horas de vuelo desde Viena.

La Paz insiste en que las cuatro naciones europeas le impidieron el uso de sus espacios aéreos debido a presiones ejercidas por Washington.

Morales fue recibido en la terminal aérea por el vicepresidente Alvaro García, autoridades políticas y militares, así como por representantes de los sindicatos que constituyen su apoyo político.

La Paz denunció que París, Lisboa, Madrid y Roma tomaron la decisión de prohibir el paso del avión presidencial boliviano por el “rumor” de que la aeronave transportaba a Snowden, requerido por Estados Unidos por develar un vasto plan de espionaje mundial.

Morales, quien estuvo en misión oficial en Rusia, había dejado abierta el martes la posibilidad de estudiar un eventual pedido de asilo político del excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad, lo que activó las alarmas internacionales.

La llegada de Morales a La Paz antecede a una reunión convocada por la Unasur para este jueves en la ciudad de Cochabamba (centro), y a la cual confirmaron su asistencia los presidentes de Argentina, Ecuador, Surinam, Venezuela y Uruguay, quienes analizarán el incidente que vivió el gobernante boliviano y le darán su apoyo, confirmó desde Quito el secretario General del organismo, Alí Rodríguez.

El resto de las naciones del grupo (Brasil, Chile, Colombia, Guyana y Perú) informarán posteriormente el nivel de su representación en esa cita, indicó Rodríguez.

Washington pide la extradición de Snowden

El gobierno boliviano, mientras tanto, recibió de Estados Unidos una solicitud de extradición de Snowden si éste llegara al país sudamericano, según informó el canciller David Choquehuanca.

“Estados Unidos nos ha hecho llegar una nota donde solicita la extradición en caso de que el ciudadano Edward Snowden esté circulando en territorio boliviano”, reveló Choquehuanca entrevistado por la cadena de televisión Telesur.

En Washington, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo que Estados Unidos ha hecho “un pedido general para que Snowden sea devuelto desde cualquier país donde pueda estar, aterrizar o transitar”.

A las pocas horas, La Paz devolvió la solicitud a Washington con el argumento de que la misma era “extraña, ilegal, infundada y sugestiva” y no cumplía con los requisitos internacionales.

También está pendiente una convocatoria de la cancillería a los embajadores de Francia, Italia y España y al cónsul de Portugal para que expliquen lo sucedido, mientras la bancada oficialista en el Parlamento se aprestaba a pedir la expulsión de los cuatro funcionarios.

Bolivia también presentará demandas ante instancias de las Naciones Unidas, pues considera que esas naciones violaron tratados internacionales al impedir el sobrevuelo del avión presidencial boliviano.

Apedrean la embajada de Francia

En un clima de beligerancia, un centenar de manifestantes atacaron con piedras y petardos la embajada de Francia en La Paz y quemaron banderas del país europeo, constató un periodista de la AFP, mientras la seguridad policial se replegó al interior del edificio para evitar un eventual choque.

Varios vidrios de la legación fueron destrozados, mientras los piqueteros bloquearon con piedras y tierra las puertas de ingreso de la embajada.

El presidente francés François Hollande manifestó el miércoles en Berlín que autorizó “inmediatamente” que el avión presidencial boliviano sobrevolara Francia cuando supo que el presidente Morales estaba a bordo del aparato.

Su ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, llamó desde París a su homólogo boliviano para expresarle su “pesar” por el “contratiempo”.

Morales se había declarado dispuesto a estudiar una eventual solicitud de asilo de Snowden y había elogiado sus denuncias del gigantesco esquema de espionaje montado a nivel planetario por Estados Unidos.

Tras renunciar a su solicitud de asilo en Rusia por las limitaciones que pretendía imponerle el presidente Vladimir Putin, Snowden solicitó asilo a otros 21 países. Sólo tres se declararon hasta el momento dispuestos a estudiarlo: Bolivia, Ecuador y Venezuela.

Cristina Kirchner denuncia “actitud colonialista”

Los presidentes de Argentina, Brasil, Ecuador, Chile, Costa Rica, Perú y Venezuela, así como el Secretario General de la Organización de Estados Americanos condenaron lo sucedido a Morales

Cristina Kirchner de Argentina calificó de “colonialista” la actitud de los cuatro países de Europa, y la brasileña Dilma Rousseff se declaró “indignada” por lo sucedido, mientras que el mandatario de Ecuador Rafael Correa tildó el incidente como “un abuso y una ofensa” a los países de América Latina.

El gobierno de México, por su lado, “lamentó” el incidente en un comunicado de su cancillería y destacó que deben respetarse los principios del derecho internacional y “la buena práctica diplomática entre Estados, como de la inmunidad de jurisdicción de que goza un Jefe de Estado”.

Por José Arturo Cárdenas