Publicado el 05 de jul de 2013 5:18 pm |

  comentarios

(Caracas, 5 de julio. AFP) – El gobierno de Cuba autorizó a una empresa cubana-venezolana a postergar por cuatro años el inicio del procesamiento del mineral de níquel en el oriente de la isla, debido a cambios en las “condiciones iniciales” del proyecto, según una resolución publicada en la Gaceta Oficial.

El Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros decidió “autorizar a la Empresa Mixta Ferroníquel Minera S.A. la paralización de los trabajos de explotación por el término de tres años y la prórroga al inicio de los trabajos de procesamiento por el término de cuatro en el área denominada Moa Occidental III, provincia de Holguín” (noreste), señaló la resolución.

Destacó que a la empresa, que había solicitado ambas prórrogas a la Oficina Nacional de Recursos Minerales cubana, le fueron otorgados en 2010 y por “25 años” los “derechos mineros de explotación y procesamiento” del mineral para producir ferroníquel.

La petición de la minera responde al “cambio de las condiciones iniciales previstas para la ejecución del proyecto, al atrasarse la creación de una Asociación Económica” entre una empresa proyectista extranjera y una compañía cubana de ingeniería, según la resolución.

Subrayó que ese retraso llevó al gobierno cubano a “paralizar el proyecto” y a “cambiar la modalidad” de su ejecución, “lo que ha desplazado la fecha planificada de entrada en operaciones del Proyecto Ferroníquel Moa Occidental”.

Cuba y Venezuela anunciaron en 2009 la construcción de la planta procesadora de níquel en Holguín, con una inversión superior a los 700 millones de dólares, con la cual la isla esperaba elevar a más de 100.000 toneladas del mineral su producción anual, actualmente de unas 75.000 toneladas.

La planta de Holguín debía comenzar a procesar el mineral este año.

El níquel es el primer producto de exportación de Cuba, que posee la quinta reserva mundial del mineral, y le reporta unos 1.100 millones de dólares al año.