Publicado el 25 de jul de 2013 9:00 am |

  comentarios

Video: Europapress, 25 de julio de 2013

(Santiago de Compostela, 25 de julio. Noticias24) – Al menos 80 personas han muerto en el descarrilamiento de un tren el miércoles a la entrada de Santiago de Compostela, en la región de Galicia (noroeste), informó este jueves la delegación del gobierno central en la región.

“Sí, hay 80 muertos confirmados”, afirmó una portavoz de la delegación del gobierno a la AFP, sobre el que es ya el peor accidente ferroviario en España desde 1944.

El siniestro dejó también 178 heridos, de los que 95 siguen hospitalizados, 36 de ellos en estado crítico, según la conselleira (ministra regional) gallega de Sanidad, Rocío Mosquera.

De los 36 heridos más graves, “32 de ellos están en las unidades de críticos y cuatro en la unidad de críticos pediátrica”, precisó Mosquera.

El siniestro tuvo lugar en una curva cerrada cerca de la estación de Santiago de Compostela y las imágenes del siniestro muestran varios vagones volcados sobre un lateral, apoyados contra un talud, mientras una de las locomotoras del convoy tenía su techo incendiado.

Los vecinos intentaron sacar a la gente atrapada, con picos, mazas y al final los sacaron con una sierra manual”

“Estaba en casa y oí un sonido como un trueno muy grande y vi mucho humo negro. Era un desastre. La gente gritaba“, explicó María Teresa Ramos de 62 años, que vive a pocos metros de donde se produjo el descarrilamiento.

“Es una cosa que nunca se había visto aquí”, lamentó sentada en el jardín de su casa, contemplando como unas enormes grúas blancas se preparan para retirar los vagones destrozados.

Un hombre de 39 años, Francisco Otero, contó que llegó al lugar del accidente “al cabo de un minuto”. “Estaba viendo la televisión en casa de mis padres y se escuchó como un gran estruendo. Como si hubiera habido un terremoto”.

“Aquello parecía irreal”, resume en su testimonio: “Los vecinos intentaron sacar a la gente atrapada, con picos, mazas y al final los sacaron con una sierra manual”.

Investigación en marcha

El siniestro, según informó Renfe, se produjo en un tramo de vía perteneciente a la línea de alta velocidad que une Ourense, Santiago y A Coruña estrenada en 2011.

El tren, que cubría la ruta entre Madrid y la localidad gallega de Ferrol, “ha descarrilado cerca de la estación de Santiago de Compostela sin que se sepa todavía la causa”, afirmó una fuente de la compañía ferroviaria Renfe.

“Hay una investigación en marcha y tenemos que esperar”, afirmó un portavoz de Renfe, precisando que en el tren iban 218 pasajeros y cuatro empleados de la compañía.

Un testigo que viajaba en el tren afirmó a la radio privada Cadena Ser que “parece ser que en una curva el tren empezó a dar vueltas, vueltas de campana, dimos muchas vueltas de campana y quedaron subidos unos vagones encima de otros“.

Enseguida convergieron en el lugar efectivos policiales, hasta un total de 320 agentes, de los bomberos y decenas de ambulancias que trasladaron los heridos a hospitales de la zona, que han hecho un llamamiento para que la gente acuda a donar sangre para atender a los lesionados.

Exceso de velocidad

Tras el siniestro mortal, el conductor mantuvo comunicaciones por radio en las que aseguró que iba a mucha mayor velocidad de la que indicaba la curva en la que se produjo el accidente.

Asimismo, las fuentes de la investigación explicaron que, tras el accidente, el conductor del tren admitió también que iba a esta velocidad de unos 190 kilómetros por hora en una conversación que mantuvo con el delegado del Gobierno en Galicia.

La Policía y técnicos de infraestructuras viarias investigan desde anoche las causas del accidente. En una de las conversaciones telefónicas mantenidas tras la tragedia, uno de los maquinistas del tren dijo: “Descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer”.

Rajoy visitó el lugar

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, acudió en la mañana de este jueves a Santiago de Compostela, el lugar del accidente de tren que en la víspera causó al menos 78 muertos y 140 heridos.

Acompañado por la ministra de Fomento (Transportes e Infraestructuras), Ana Pastor, y el presidente regional de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el jefe del Ejecutivo recorrió el lugar del accidente para conocer de cerca las circunstancias de la tragedia ferroviaria, que causó también 130 heridos.

Rajoy, natural de Galicia, visitó el lugar en el que aterrizó el vagón que voló por los aires en el momento del accidente, por encima de un alto talud que separa la carretera de las vías y donde están instaladas dos enormes grúas que esta madrugada han elevado a esa calzada otros dos vagones del convoy siniestrado.

Posteriormente, el presidente del Gobierno se trasladó al hospital compostelano en el que permanecen ingresados los heridos.

Rajoy tiene previsto reunirse en Santiago de Compostela con el gabinete de crisis constituido tras la tragedia.

Desde Brasil pidió orar

El papa Francisco llamó, desde Brasil a orar por las víctimas del accidente de tren descarrilado en Santiago de Compostela, España, en donde se han contabilizado más de 60 muertos y un centenar de heridos.

Federico Lombardi, portavoz de sumo pontífice, informó que “el papa fue informado al regresar a su residencia en Sumaré y naturalmente se une al dolor de las familias de las víctimas y participa en este evento triste para la iglesia de España y toda la iglesia. Se une al dolor de las familias e invita a orar y a vivir en la fe este evento trágico”.

El portavoz recordó que el accidente ocurrió en la víspera de la fiesta religiosa en la que la ciudad de Santiago de Compostela celebra a su santo patrono, el Apóstol Santiago, día festivo en la región de Galicia, por lo cual se estima que muchos peregrinos viajen en tren, por lo que el accidente sea “particularmente doloroso”, puesto que muchos de los heridos, seguramente, eran peregrinos que iban hacia allí.

Muchos ciudadanos se han acercado al hospital Clínico de Santiago de Compostela a donar sangre. En Twitter, se multiplicaban los llamamientos a donar sangre en otras localidades gallegas y se agradecía la labor ciudadana.

Se trata de uno de los peores accidente ferroviarios ocurridos en España tras el sucedido en los años 40 cuando un convoy que también viajaba de Madrid a Galicia chocó con una locomotora, causando centenares de muertos, y el ocurrido en 1972 al descarrilar un tren que cubría la ruta Cádiz-Sevilla (Andalucía, sur).

Con información de agencias

Foto: EFE / Óscar Corral
Foto: EFE / Lavandeira jr
Foto: EFE / Lavandeira jr
Foto: EFE / Lavandeira jr
Foto: EFE / Lavandeira jr
Foto: EFE / Lavandeira jr
Foto: EFE / Lavandeira jr
Foto: EFE / Lavandeira jr
Foto: EFE
Foto: Miguel Riopa / AFP
Foto: Miguel Riopa / AFP
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE / Óscar Corral
Foto: EFE / Óscar Corral
Foto: EFE / Óscar Corral
Foto: EFE / Óscar Corral
Foto: @felipe_adrian17
Foto: @AlenPerz
Foto: @AlenPerz
Foto: El Mundo

Con información de Reuters y EFE