Publicado el 28 de jul de 2013 4:52 pm |

  comentarios

Video: Euronews / 29 de julio de 2013

(Roma, 28 de julio – Agencias).- Al menos 38 personas fallecieron y una decena resultaron heridas la noche del domingo en el lamentable accidente de un autocar de peregrinos cerca de Avellino, en la región de Nápoles (sur), según un balance provisional de los bomberos.

Según el último parte, tras el accidente se recuperaron 36 cadáveres, uno de ellos un niño, de las 50 personas que viajaban en el autocar mientras que dos murieron en el hospital.

Todos los 10 heridos, entre los que hay 3 niños, fueron trasladados a hospitales de la zona y están graves.

Las primeras hipótesis hablan de un fallo en el sistema de frenos del autocar o, incluso, del reventón de uno de los neumáticos como la causa que le llevó a chocar contra varios coches y golpear después un guardarraíl, para salirse de la carretera y caer por el viaducto.

Uno de los familiares de una herida dijo que esta le explicó que el accidente se produjo cuando estalló uno de los neumáticos y aunque el conductor intentó mantener el control del autocar no pudo evitar el impacto contra otros coches y después la caída al vacío, aunque esta hipótesis tendrá que ser verificada.

Según los medios de comunicación italianos, los ocupantes del autocar eran un grupo de amigos que regresaban a Nápoles de una pequeña excursión por los lugares de culto del Padre Pío en la provincia de Benevento, siempre en la región de Campania.

Los pasajeros del autocar procedían en su mayoría de las localidades de Giuliano de Campania, Mugnano de Nápoles y Marano.

Los 36 cadáveres extraídos de los hierros del autocar fueron trasladados al gimnasio municipal de Monteforte Irpino (Avellino), donde se ha instalado el tanatorio para las tareas de identificación.

Con información de AFP Y EFE.

Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE